|Editoriales

Martiniano vive

(Por Christian Skrilec) “El cocinero está muerto”.  Lo aseveran en algún acto de sindicalistas caídos en desgracia, en un flaco plenario opositor, o en una rosca de café. Lo dicen naturalmente, o con el tono […]