Cuales son los distritos más ricos y más pobres de la región

Los municipios cuentan con diferentes recursos provenientes de los ingresos propios que se generan en cada territorio, además de la coparticipación y las transferencias de fondos nacionales y provinciales para programas y obras. De las comunas del sur del Conurbano, Avellaneda es la que cuenta con mayor recursos por cantidad de habitantes.

Según los números que arrojaron las finanzas del último año, el distrito comandado por Jorge Ferraresi contó con 163.662 pesos por habitante durante el 2021. En el Amba, solo lo superan San Fernando, San Isidro, Vicente López, Ensenada y la Ciudad de Buenos Aires, que supera ampliamente a los Municipios con un ingreso de 220.4210 pesos por habitante.

Con una baja densidad poblacional, Avellaneda tiene una ventaja comparativa con sus vecinos del conurbano sur: el Polo Petroquímico. Es la gallina de los huevos de oro donde se sientan las gestiones que pasan a lo largo de los años. Pero para ser uno de los distrito con mayor recaudación propia de la Provincia suma un alto valor en las tasas de servicios generales, especialmente en los centros y una tasa  especial a las grandes superficies que alcanza hipermercados y Shoppings. En el último año el ejecutivo local contó con más de 32 mil millones de pesos en recursos, de los cuales  casi el 80 por ciento fueron fondos municipales.

Estos datos surgen de un estudio del Centro de Estudios Metropolitanos (CEM) sobre la dinámica fiscal de los 40 distritos del AMBA en los últimos años.

Siguiendo esa la lista, en orden decreciente y con doce municipios en medio, le sigue Lomas de Zamora, con 138.879 pesos. El distrito conducido por Martín Insaurralde, hoy en uso de licencia al igual que Ferraresi, contó el año pasado con 27 mil millones de pesos en recursos, con una muy importante asistencia de la Provincia. 

Cabe destacar que Lomas es el segundo distrito más poblado del Gran Buenos Aires y cuenta con una población que supera el millón de habitantes. 

El siguiente en la lista es Lanús. La comuna dirigida por Néstor Grindetti, que cuenta con medio millón de vecinos, está en el puesto 27 de 40 con un ingreso de 132.809 pesos per cápita durante el último año. En el 2021, la gestión gastó casi 18 mil millones de pesos.

Dos lugares más abajo está Almirante Brown con 131.153 pesos disponibles por habitante. La gestión encabezada por Mariano Cascallares (también de licencia) tuvo un ingreso similar al de Lanús, pero con una población mayor, hoy cercana a los 700 mil habitantes (a falta de los datos del nuevo censo). La mayor parte de los ingresos fueron de origen nacional y provincial.

Más atrás y ya entre los últimos ocho está Quilmes, que tuvo 128.226 pesos por habitante. El distrito de Mayra Mendoza contó con un presupuesto similar al de Avellaneda, pero tiene casi el doble de personas en el territorio, lo que marca la diferencia en el ingreso per cápita entre estos municipios vecinos.

Berazategui está dos lugares más abajo con un recurso de 126.913 pesos por vecino. Pese a tener un número de habitantes similar a Avellaneda tiene ingresos muchísimos menores, cómo queda reflejado en esta lista.

Le sigue, con un lugar de por medio, Esteban Echeverría. Con 125.038 pesos por cabeza, la comuna que es la de menor población de estos distritos destacados, es la cuarta con menos recursos pese a haber incrementado su presupuesto en el 2021 y haber ingresado a sus arcas casi 15 mil millones de pesos.

De la región, la comuna que cuenta con menos recursos per cápita es Florencio Varela con 119.226 pesos. El ejecutivo local contó con ingresos similares a los de Echeverría, pero tiene una población que supera el medio millón de personas. Solo tiene por debajo entre los 40 distritos del AMBA a La Matanza.

Otra cuestión a destacar es la importante diferencia de la Ciudad de Buenos Aires con el resto del AMBA. CABA supera en casi un 25 por ciento a Ensenada, el distrito más rico y en un 35 por ciento a Avellaneda, el que más ingresos tiene en la región sur. Comparado con Florencio Varela, el distrito de la región más pobre, la ciudad percibe un 85 por ciento más, es decir casi el doble por cada persona.

De esta manera, puede hacerse una evaluación de las gestiones locales según los ingresos por habitante y entender porque se ven diferencias entre comuna y comuna. También se puede juzgar si los distritos viven una realidad acorde a los ingresos percibidos por año.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*