Sin debate el HCD de Quilmes aprobó la rendición de cuentas de Mayra Mendoza

Este martes, el Concejo Deliberante de Quilmes, dejó aprobada la rendición de cuentas del ejercicio 2021 de la gestión de la intendenta, Mayra Mendoza. La norma quedó sancionada con los 13 votos del oficialismo, más el de la concejal de Juntos por el Cambio, pero con bloque unipersonal, Raquel Coldani. La oposición las rechazó con el voto de los seis concejales presentes, ya que los cuatro restantes estuvieron ausentes.

Del proyecto enviado por el ejecutivo se observa que, durante el año 2021, el municipio gastó $32.987.541, un numero mucho mayor a los algo más de 14 mil millones presupuestados a principios de ese año. La ampliación de recursos fue de casi 19 mil millones.

De esos números se desprende que el aumento provino principalmente de los recursos de origen nacional que pasaron de 1.451 millones a más de 10 mil millones, también se más que duplicó el calculo de recursos provinciales y el municipal aumentó en más de 2 mil millones.

Durante la sesión, la oposición hizo una muy breve apreciación de los números del oficialismo. El presidente del bloque de Juntos, Ignacio Chiodo, marcó como una de las principales preocupaciones es la subejecución del presupuesto y agregó que no tuvieron la información necesaria en tiempo y forma.

En los rubros en los que marcó subejecución presupuestaria destacó el Fondo de Seguridad, para el que se percibieron $478.501.752,27 y quedaron sin ejecutarse $39.173.538,28; el Fondo de Promoción de Clubes de Barrio, que de $30.226.943,30 no se utilizaron $13.752.640,55; el Fondo de Fortalecimiento de Programas Sociales para el que se percibieron $153.690.560,29 y no se ejecutaron $52.382.766,71; y finalmente el Fondo de Financiamiento Educativo para el que se recibieron $606.739.236,36 y quedaron sin gastar191.919.664,76.

Además, marcó que les preocupa “un freno en la inversión provenientes de fondos nacionales” ya que de $4.792.934.069,92 comprometidos, sólo se percibieron $1.663.668.250,63 lo que podría “dificultar el avance de las obras”.

Como respuesta, el presidente del bloque del Frente de Todos, Ariel Burtoli, se limitó a decir que la rendición de cuentas es “un ejemplo” y está “impecable”. Que lo ejecutado del presupuesto es “récord” y que respecto de la subejecución del Fondo Educativo eso se debe a que las obras son “interanuales” por lo que hay fondos comprometidos que todavía no se han pagado. Ese fue todo.

“Privatización” del Pejerrey Club

Antes de tratarse en sesión extraordinaria la rendición de cuentas, durante la sesión ordinaria se aprobó la ordenanza por la cual parte del Pejerrey Club de la ribera local será cedido a privados para su explotación comercial.

Quién tomó la palabra para referirse al proyecto fue el concejal de Juntos, Guillermo Galetto, que tras informar que acompañan el proyecto celebró que “después de dos años y medio entendieron que es importante acompañar a los privados”, al tiempo que resaltó que cuando en la Ciudad de Buenos Aires se privatiza algún espacio público los legisladores del Frente de Todos hacen “un escándalo”. “Es bueno privatizar para generar empleo, celebro esta nueva mirada hacia lo privado”, chicaneó, lo que generó la respuesta del oficialismo que sostuvo que creen en “la conjunción del Estado y los privados”, y que celebró también el acompañamiento ya que “cuando fueron gobierno no lo hicieron”.

Además, sobre tablas se prorrogo la emergencia en materia de seguridad por seis meses.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*