Mientras Ferraresi pide unidad, crecen los malestares internos

La que alguna vez fue la cuna de la resistencia hoy busca ser ejemplo de la unidad en un contexto de divisiones internas en el Frente de Todos. Avellaneda no escapa a las pujas entre los distintos sectores del peronismo y la cruzada albertista de Jorge Ferraresi le trajo algunos cuestionamientos internos que son un dolor de cabeza para el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat.

Así cómo la grieta entre Juntos y el FDT no permite medias tintas y se está de un lado o del otro, la sub grieta entre kirchnerismo y albertismo posiciona a dirigentes peronistas en extremos que por ahora están lejos de tocarse.

En Avellaneda, tierra comandada por Ferraresi, crece un frente interno ante el posicionamiento del ministro cómo férreo defensor de la gestión del presidente Alberto Fernández, ya que no son pocos los que están en las filas del kirchnerismo y ven al mandatario nacional cómo parte importante de las problemáticas que atraviesa el país.

Tal es así que ya hubo varios cruces en distintas instancias cómo lo fue la reunión del PJ local que se llevó a cabo el último viernes en la que hubo discusiones en el marco de las distintas miradas frente al acuerdo con el FMI y el “ajuste” que conllevaría pagarle al organismo internacional.

En ese sentido, Ferraresi aseguró que no va a estar del lado del ajuste y que si esto sucede él va a dar un paso al costado de su cargo en Nación. Además, les recordó a los presentes que con él a la cabeza, Avellaneda fue la “cuna de la resistencia” y uno de los principales bastiones del kirchnerismo durante el gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

Asimismo, el intendente en uso de licencia remarcó que si el frente se fragmenta, quienes hoy son la oposición indefectiblemente van a volver al poder. También, pidió que desde todos los sectores salgan a apoyar el proyecto presentado en el senado para que el pago al FMI se realice con los fondos en dólares que están en el exterior sin declarar. Esto ya se puso en marcha con distintas movidas cómo una carta lanzada desde el frente y diversas pintadas en los barrios.

La reunión del PJ no fue el único lugar donde las diferencias quedaron expuestas, el bloque de concejales del oficialismo también vivió algunos momentos tensos cuando algunos de sus integrantes protagonizaron discusiones en las reuniones de comisiones.

De esta manera, mientras busca ser un ejemplo de unidad, Ferraresi también intenta acomodar  el frente interno para que otros actores que decidan disputarle el poder de forma abierta.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*