Grindetti logró imponerse en una elección sumamente ajustada

Después de las PASO, desde el oficialismo lanusense repetían el mantra que, en cada elección, desde 2015 a esta parte, quedaban abajo en las Primarias, pero ganaban en las Generales. El tiempo (y los votos) les dio la razón, aunque desde el peronismo se niegan a aceptar la derrota.

Al cierre de la jornada electoral y con el 98,85 por ciento de las mesas escrutadas, Juntos se imponía en Lanús por el 41,11 por ciento de los votos contra el 40,29 por ciento del Frente de todos. La escueta diferencia que había conseguido el peronismo en las PASO se revirtió y terminó en favor del oficialismo municipal.

El intendente Néstor Grindetti adjudicó la victoria para su espacio y celebraron en el bunker de la avenida Yrigoyen, sin embargo desde el peronismo no quisieron aceptar la derrota y, ante una multitud, en el Ateneo Néstor Kirchner, el primer candidato a concejal del Frente de Todos, Julián Álvarez, adelantó que pelearán “voto a voto” el resultado en la Junta Electoral en La Plata.

Más allá del optimismo peronista que reinaba, los cerca de 2200 votos de diferencia parecen difícil de reducir.

La duda ahora es cómo se repartirán las bancas al Concejo Deliberante. En principio con estos resultados el oficialismo se quedaría con 7 bancas en juego y quedarían 5 para el peronismo. Grindetti podría tener quorum propio en el HCD después de 6 años de gestión. Sin embargo, el peronismo cree que en el recuento definitivo esto podría cambiar.

Como en otros distritos de la zona, el Frente de Izquierda y Avanza Libertad realizaron buenas elecciones, pero no llegaron al piso para pelear bancas. El FIT quedó tercero con 7,41 y los libertario sacaron 7,19. Más atrás Vamos con Vos con 3,98.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*