Conflicto con UNDAV: el HCD convalidó la instalación del Polo Judicial en el edificio Beatriz Mendoza

El Concejo Deliberante de Avellaneda liquidó, este mediodía, la pelea entre el Municipio y la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) por la utilización del edificio Beatriz Mendoza (ex Hotel de los Inmigrantes) ubicado en el camino de Sirga sobre la ribera del Riachuelo. El Legislativo local aceptó la devolución del predio por parte de ACUMAR y convalidó el acuerdo con la Suprema Corte de Justicia bonaerense para la instalación de una sede del Polo Judicial Avellaneda – Lanús.

Luego de más de un mes sin sesionar, el HCD local volvió a funcionar en el Centro Municipal de Arte para llevar adelante la séptima sesión ordinaria de año. La jornada estuvo atravesada por una gran cantidad de convenios que envió el Poder Ejecutivo que conduce Jorge Ferraresi, con el objetivo que sean aprobados. Entre ellos resalta un acuerdo con el Ministerio de Infraestructura para la refacción de los Hospitales Fiorito, Perón y el de Wilde; y otro por 85 millones de pesos, para el barrio Villa Azul, así como un convenio por Aysa por obras para el distrito.

El punto más trascendente fueron los dos proyectos que se trataron sobre el uso del edificio Beatriz Mendoza de la ribera del riachuelo. El espacio es centro de una disputa, desde fines del año pasado, con la Universidad Nacional de Avellaneda, la cual señala que el predio le había sido cedido en un convenio de 2012, para la construcción del Departamento de Medio Ambiente.

El acuerdo original comprendía un espacio compartido entre la UNDAV, la ACUMAR, que instalaría un laboratorio de análisis del agua del riachuelo, y la Municipalidad que, en un principios construiría un museo naval. Las diferencias políticas que se despertaron los últimos años entre el Intendente Jorge Ferraresi y el rector de la Casa de Altos Estudios, Jorge Calzoni, llevaron a una disputa casi personal cada pequeña diferencia que tenían. Así el ex Hotel de los Inmigrantes, donde sólo el Municipio invirtió fondos para su refacción quedó en el centro de la escena.

Este mediodía, el Concejo Deliberante dio un paso para terminar la pelea. Por un lago aprobó la restitución a manos municipales del inmueble, por parte de ACUMAR. El organismo se desentiende del predio y considera que gracias a la inversión que la Comuna hizo en el edificio cede la parte que el convenio y el Juzgado Federal de Quilmes (titular de la causa Riachuelo) le cedieron. Asimismo, y sobre tablas, el Cuerpo aprobó con la abstención del bloque Juntos por el Cambio, un convenio con la Suprema Corte de Justicia Bonaerense para la instalación, en el lugar, de una sede del Polo Judicial  Avellaneda – Lanús. Semanas atrás, Ferraresi recorrió las obras en el lugar con el ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak.

De esta manera, y a través de sendos convenio la Municipalidad se queda con la utilidad del predio y la UNDAV debería busca otro espacio para la sede de su departamento. En la defensa que presentó el oficialismo durante la sesión insistieron en que el Vice-rector de la Universidad, Ricardo Serra, había desechado la posibilidad de utilizar el edificio en 2018.

En la sesión de hoy, el Cuerpo aprobó también los aumentos por decreto a los empleados municipales y la venta de una serie de inmuebles municipales de la ex calle Carlos Pellegrini a la empresa Sherwood SA. La oposición no acompañó y criticó el proyecto por no contener la valuación fiscal de las propiedades sujetas a ventas.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*