La protesta de ATE generó una tormenta política en Lanús

La toma de la Municipalidad por parte de ATE en el marco de un reclamo por el descuento de días de paro a los trabajadores municipales tomó un volumen político mayor a lo que había sucedido con las medidas de fuerzas que desde hace meses vienen llevando a cabo los distintos sindicatos. Las denuncias cruzadas por hechos de violencia y represión movilizaron a la política local y hasta Mauricio Macri salió a respaldar al intendente Néstor Grindetti.

El mensaje del ex presidente fue corto pero contundente “Esto en el 23 se acaba”. Cabe señalar que ayer mismo, mientras en Lanús ATE protestaba, en Neuquén el mismo sindicato resolvía una interna a los tiros en las calles de San Martín de lo Andes. Se utilizaron ambas imágenes desde sectores de la oposición para atacar a uno de los gremios de estatales más grandes del país.

En Lanús, Juntos denunció un atentado contra el palacio municipal y cabe recordar, Grindetti ayer había tratado a los trabajadores que protestaron de inadaptados.

La protesta también hizo reaccionar al peronismo local abstraído del reclamo que los Municipales llevan adelante hace dos meses, con un pedido del 60 por ciento de aumento.
El presidente del PJ, Julián Álvarez decidió salir a contestarle a Macri:

En tanto, el vicepresidente del partido y hombre del Movimiento Evita, Agustín Balladares, así como el subsecretario de Obras Públicas de la Nación, Edgardo Depetri, se enfocaron en la situación de los trabajadores:

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*