El Frente de Todos empuja el proyecto de Salario Básico Universal

El pasado miércoles en el Anexo de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, se presentó el proyecto de ley presentado en el Congreso de la nación para establecer un Salario Básico Universal. Contó con la presencia del ministro de Desarrollo Social de la provincia, Andrés Larroque, que defendió la iniciativa, y el referente del Frente Patria Grande, Juan Grabois, que lo impulsa.

Tras la presentación, la diputada provincial y referente del Frente Patria Grande, Lucía Klug, dialogó con El Termómetro y dio detalles del proyecto.  “La actividad de ayer se da en un marco en el cual todos quienes tenemos un rol ejecutivo o legislativo tenemos que discutir soluciones a los problemas que tenemos, como la pobreza y la indigencia”, explicó.

“Es un proyecto que le cambie la vida a la gente”, afirmó sobre la iniciativa, y marcó que “se trata de garantizar un piso mínimo, en un momento de crisis, para apuntalar a todos aquellos que no llegan a fin de mes o no tienen ingresos, y es una política universal, que es a lo que tenemos que apuntar. El nivel de pobreza es muy alto para el nivel de desocupación que hay, eso nos muestra que trabajan pero lo que ganan es muy bajo y no alcanza”.

La legisladora explicó que los destinatarios según el proyecto son aquellas personas en situación de indigencia, desocupación o trabajan en la informalidad, ya sea en negro o en la economía popular y abarcaría a entre 9 y 11 millones de personas. “De todo ese universo muchos trabajan, pero la remuneración que reciben no llega a cubrir los alimentos. Esto les garantiza la comida a las personas”, afirmó Kuug.

El monto sería a valor de hoy de alrededor de 13 mil pesos y se eliminarían otros programas y planes nacionales. “Es un gasto del PBI del 0,8, es un monto bajo, se compara con otras cosas como por ejemplo el peso de la deuda y nos serviría para alcanzar a un amplio sector de la población”, agregó.

La legisladora dijo que la cobertura para niños y niñas está dada por la Asignación Universal por Hijo, los jubilados por el sistema previsional, pero que hay un universo de personas de entre 18 y 65 años que no encuentran un trabajo formal o que no llegan a cubrir los ingresos básicos que necesitan ser cubiertos.

Consultada sobre el manejo que hoy algunas organizaciones sociales hacen de los planes, Klug aseguró que este proyecto garantiza a las personas que tenga a libertad de elegir si quiere estar o no con una organización social o con cuál para, por ejemplo, trabajar en ciertas cooperativas y no por necesidad,. “Se dota de mayor transparencia al manejo de los mal llamados planes sociales y le daría más libertad a las personas si trabajar en tal o cual lugar. Dependería de ANSES, no de algún ministerio y en la ley se explica el financiamiento, hoy el gasto en planes sociales es un 0,5% del PBI esto sería un 0,8 si otros programas como la tarjeta alimentaria pasaría a integrarse”.

Sobre las posibilidades de aprobarlo en el Congreso nacional, Klug dijo que en las organizaciones hay consenso y también con parte del oficialismo, sin embargo, la oposición no lo acompañaría. “Es muy complicado que salga, se va a discutir en el Congreso nacional donde vemos que otras políticas como las que mando el senado para pagar la deuda con la plata fugada o la renta inesperada, en un Congreso empatado, no salen por la oposición. En la oposición están frenando avances que son interesantes para mejorarle la vida a la gente, en este caso a 9 millones de personas, porque tienen la intención de desgastar al gobierno nacional, pero hay que instalarlo, hacer charlas, foros, pintar paredes, que se instale el debate”.

Larroque y Grabois en Diputados

En la charla que se dio en el Anexo de la Cámara de Diputados de la provincia Larroque aseguró que “El Salario Básico Universal no resuelve el problema de fondo, que responde a una situación estructural del capitalismo que ha mutado hacia una versión absolutamente anti-humana, sino que busca sacarnos de la emergencia”.

A su vez, afirmó: “siempre se dice que falta el trabajo. Trabajo sobra, lo que pasa es que el mercado no lo remunera. La discusión, entonces, es cómo logramos que el Estado supla esa falencia que el mercado no reconoce. No es solo un problema económico, sino también cultural, porque el mercado se ha puesto en términos de valor por encima de la vida”, a lo que agregó: “Hay situaciones estructurales muy profundas que requieren que podamos consolidar un proyecto de poder para el pueblo”.

Durante el debate, el Ministro ejemplificó con el impacto que tuvo la implementación de la Asignación Universal por Hijo. “Perforó el cerco mediático y se enteró todo el mundo. Hay que tener el coraje de tomar medidas que nos permitan romper ese cerco y ganar la identificación con el conjunto del pueblo” expresó ante legisladores provinciales, dirigentes y militantes que participaron en la jornada.

Por su parte, Juan Grabois indicó que “la medida que estamos planteando es que haya un ingreso similar al IFE, donde cada individuo que no tiene ingresos fijos, regulados y registrados, acceda a una transferencia equivalente a la línea de indigencia”.

Sobre los destinatarios de la iniciativa, el referente del Movimiento de Trabajadores Excluídos planteó que “todas estas personas van a seguir trabajando, por eso hablamos de un Salario Básico Universal, que además funciona como un reconocimiento al aporte de este sector a la sociedad”. A su vez, agregó que junto a la Asignación Universal por Hijo conformaría un “sistema de seguridad social que abarque todo el ciclo de vida” y que apunte a “eliminar la indigencia de manera directa”

Según la iniciativa, el SBU alcanzará a personas desocupadas, monotributistas categoría A, trabajadoras de casas particulares, trabajadores agrarios, asalariados informales y asalariados formales con un ingreso equivalente a la categoría A del monotributo.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*