La Provincia infla con fondos el presupuesto de Insaurralde

Empujado fuertemente por los fondos nacionales y principalmente los provinciales, Martín Insaurralde contará para su gestión en 2021 con un presupuesto abultado, con un aumento del 59,3 por ciento con respecto al año anterior. Casi un tercio de eso se irá en sueldos. Habrá un aumento fijo del 35 por ciento para la tasa de servicios generales, mientras que aumentos que val de 30 al 36 en la de seguridad e higiene, pero que podría golpear con fuerza cuando se aplique el aumento de 2020, frenado por la pandemia.

Mientras se espera que se pueda votar la semana que viene, el Concejo Deliberante debate el proyecto de presupuesto 2021 de la administración de Martín Insaurralde. El mismo tendrá un monto total de 19.376 millones de pesos, esto es un 59.3 por ciento de aumento más que el que tuvo para el año corriente, que alcanzó los 12.200 millones de pesos.

Si bien parece un aumento enorme, más de la mitad de los recursos totales serán envíos de la Provincia de Buenos Aires o de Gobierno Nacional. Lomas contará con 9.371 millones de origen municipal, un 48 por ciento del total de los recursos con los que contará, mientras que 7.355 llegarán de la administración de Axel Kicillof y 2.648 del Ejecutivo que preside Alberto Fernández.

Según el proyecto que tratará el Concejo, la municipalidad tendrá 14.509 millones de pesos de gastos corrientes, muy por encima de lo que puede recaudar y, de esos, unos 6.719 millones de pesos se gastan en remuneraciones. Como dato de color el sueldo del Intendente en 2021 será de 362 mil pesos.

En la división por área, la mayor concentración de fondos será para Obras Públicas, que tendrá un presupuesto de 5.728 millones de pesos, aunque de esos unos 3.300 millones llegarán de Nación o Provincia. En la lista sigue Salud, con 2.848 millones de pesos; Medio Ambiente con 2.300 millones de pesos, de los cuales 1.600 son para el servicio de recolección de residuos; Educación y Cultura con 1.700 millones de pesos y Jefatura de Gabinete, que se lleva la enorme cifra de 1.305 millones a pesar de gastar mayoritariamente en personal. La oposición criticó el porcentaje de recursos que se lleva seguridad (752 millones) que perdió un punto porcentual con respecto al cálculo de este año.

De los recursos municipales, el Ejecutivo de Insaurralde aspira a recaudar unos 7,093 de pesos en tasas. Según la ordenanza Fiscal e Impositiva, aprobada en preparatoria el pasado viernes, la tasa de servicios generales para el vecino tendrá un aumento del 35 por ciento; mientras que la tasa de Seguridad e Higiene irá del 31 al 36 por ciento, como tope, a lo largo de año. Seguridad e Higiene se calcula en base al valor de un módulo que debido a las restricciones del coronavirus en algunas zonas no se ejecutó el aumento 2020, que si podría aparecer en las boletas del próximo año.

El tope fue un acuerdo entre oficialismo y oposición en el Deliberante local, con la intención que la inflación no dispare las tasas. Asimismo, el número del aumento está atado a la inflación esperada para este año. Cabe destacar que desde el Frente de Todos destacaron que las tasas siguen estando por debajo de la inflación acumulada durante los últimos tres años, para justificar que los gastos son más altos que lo que recaudaron.

En comisión también se acordó, a pedido de Juntos por el Cambio, que cualquier modificación al módulo que quiera hacer el Ejecutivo local tenga que ser ratificada por el Deliberante, es una formalidad ya que el peronismo sostiene una amplia mayoría. Y, también en acuerdo, se sacó la tasa de servicios asistenciales de salud.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*