La estrategia del oficialismo para imponer un Defensor del Pueblo aliado

Ante la postergación del mandato de Alejandro Gorrini hasta diciembre, comenzaron las negociaciones para encontrar un sucesor a la Defensoría del Pueblo. Con la intención de conseguir un Ombudsman amigo, el oficialismo intentará aprobar mañana una modificación para la ordenanza que crea el organismo donde bajará de 16 a 13 la cantidad de votos necesarios para poder designar a su titular. El Jefe de Gabinete municipal puso presión y elogió a uno de los candidatos.

Mañana sesionará el Concejo Deliberante de Lanús, de forma extraordinaria, con dos temas centrales la Defensoría del Pueblo y el proyecto para semipeatonalizar la calle del Valle Iberlucea, en el polo gastronómico La Lanusita. Las negociaciones continúan porque ambas iniciativas son polémicas y generan una fuerte división en el cuerpo.

La actual conformación del Legislativo local abrirá la puerta para una modificación central en la ordenanza que establece cómo elegir al Ombudsman. Además de crear tres nuevos cargos en el organismo y corregir los plazos de la convocatoria y presentación de nominaciones (hecho que era bastante desprolijo) la modificación central es la necesidad de bajar de 16 a 13 la cantidad de votos necesarios para nombrar un nuevo Defensor.

Con once ediles para Juntos por el Cambio y trece peronistas divididos en seis bloques, la posibilidad de llegar a un acuerdo para juntar 16 votos parece lejana para cualquiera. En 2016, el oficialismo había hecho un acuerdo con el Frente Renovador que impuso a Alejandro Gorrini, un abogado cercano a Nicolás Russo. Mientras el massimos esperaba poder volver a repetir esa negociación el grindettismo decidió cambiar el juego. La negociación pasará por los monobloques .

La modificación es un arma de doble filo. La oposición tendría los votos para imponer su propio candidato de llegar a un acuerdo entre ellos, sin embargo y a la luz de las últimas votaciones eso parece ser más lejano.

Asimismo, se baja también de 16 a 13, los votos necesarios para destituir al Defensor, por lo que tanto oposición como oficialismo tendría un arma para remover a un Ombudsman que no cumpla con su función correctamente. Es un factor a tener en cuenta ya que, en una sociedad embebida dentro de la grieta, difícilmente cambie la paridad que existe en el Concejo luego de las próximas legislativas.

Para caldear la situación, en medio de las charlas por los votos y nombres se metió el Jefe de Gabinete Diego Kravetz. En diálogo con El Termómetro Radio dejó una opinión que marca la cancha: “en la próxima sesión tenemos la reforma de la Defensoría del Pueblo donde ya tenemos, bajo cuerda, algunos candidatos que van nombrando, algunos muy interesantes de bloques opositores como el de (Héctor) Montero. Hay buenos candidatos y hay que evaluarlos”.

“Por lo que he escuchado tiene un muy buen candidato, me pone contento que pone contento que empiecen a aparecer (…) Creo que debemos acompañar al mejor candidato dentro del marco de los acuerdos políticos. Pero hay que esperar a ver qué presentan el resto de los bloques”, cerró el funcionario

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*