Riera: “Hoy el sistema de salud de la Provincia no está saturado”

Foto: Foto de archivo

Desde que se decretó el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio uno de los temas en donde se puso el foco es en la capacidad de respuesta del sistema sanitario bonaerense. Juan Riera, director general de hospitales de la Provincia de Buenos Aires, habló con El Termómetro, por Fm Secla, y se refirió a esta cuestión e hizo un diagnóstico de la situación sanitaria de la provincia.

En un primer momento Riera se refirió a cuál era la situación de los hospitales al comienzo de la cuarentena y cómo se encuentran ahora: “La transformación que sufrió el sistema sanitario en los últimos tres meses fue extraordinario. La capacidad operativa de los hospitales para poder enfrentar una contingencia aguda prácticamente se duplicó”.

Por su parte, también detalló el panorama con que se encontró la gestión liderada por Axel Kicillof en diciembre de 2019: “Cuando asumimos teníamos la planta de profesionales y trabajadoras de la salud totalmente mermada. Teníamos 2000 cargos que a lo largo de los últimos 4 años no se habían ocupado. Lo que era la parte más operativa, por ejemplo, el servicio se mantenimiento de los respiradores se había dejado de pagar y ya no prestaban el servicio. El stock de dos mil respiradores que tenía la Provincia estaban sin mantenimiento y más de la mitad no andaban. Tampoco se habían ampliado las terapias intensivas”.

También indicó cuáles fueron los recursos de los que tuvo que hacerse la Provincia para poder hacerle frente al Coronavirus: “Hubo que dotar a la Provincia de 500 camas de terapia intensiva, casi 600 respiradores y bombas de oxigeno. También tuvimos que incorporar gente a esos cupos vacantes por lo que se sumaron más de 2500 trabajadores”.

Además, en línea con el discurso nacional, destacó la importancia de haber decretado el aislamiento social y obligatorio de manera temprana: “ La cuarentena no solo pretende ganar tiempo sino que busca aplanar la curva. Todos somos susceptibles para esta enfermedad, desde recién nacidos a adultos mayores y en la medida de que nos vayamos contagiando esas personas pueden ser formas graves. Por eso lo que hay que hacer es que este contagio sea lento para que esas formas graves vayan apareciendo de manera paulatina y nos permita, con todo el esfuerzo que estamos haciendo, que el sistema de salud pueda asistir a todos aquellos que lo necesiten”.

Otra media importante del gobierno para aplacar la pandemia, sin dudas fue la construcción de ocho hospitales modulares en la provincia de Buenos Aires que sumarán al sistema de salud unas 70 camas, 24 de terapia intensiva. Riera, al respecto sostuvo: “ Los modulares son parte del sistema hospitalario, de hecho la mayoría de ellos están en la estructura de las Unidades de Pronta Atención. Son una ampliación de las UPA. Es algo muy importante por eso estamos contrarreloj terminando de equipar los que faltan, algunos ya están inaugurados y a otros les faltan algunas terminaciones para poder instalar todo el equipamiento”. Y agregó: “ No obstante, lo que es el Conurbano, nuestros hospitales han sido dotados de equipamiento, respiradores y trabajadores. Se implementó mucho la capacidad útil de los hospitales de base y eso nos está dando tiempo”.

El director general de Hospitales de la Provincia, también hizo mención a su plan a futuro con respecto a la situación de la infraestructura de los hospitales: “Nosotros tenemos un plan de infraestructura que lo estábamos trabajando durante la primera parte de enero. En febrero hubo que reconvertir acciones, no solo en términos de los perfiles de trabajador que íbamos a contratar sino también de las prioridades de obra. Tuvimos que reforzar fuertemente todo aquello que se iba a necesitar en la contingencia del Covid”.

Con respecto a los casos confirmados en el Hospital Fiorito, también hizo referencia y sostuvo: “ A nosotros siempre nos preocupó el contagio horizontal(…) Existe entre los médicos lo que se llama pluriempleo y eso implica un alto riesgo de que los profesionales , trasladándose entre instituciones seamos vehículo del virus y por eso pusimos el ojo fuertemente en eso. Gracias a  una estrategia de capacitación y concientización para el uso de elementos de protección personal, a través de la Escuela de Gobierno, logramos que hasta la fecha estemos viendo cómo descienden los contagios horizontales. Hoy tenemos que del total de los contagios Covid solo es el 14 % representan trabajadores de la salud- cuando en un comienzo era de un 20%- . Y de ese 14% el 3,5 son trabajadores de hospitales provinciales”.

En línea con este tema, a su vez aclaró que ante los casos confirmados en muchos hospitales se viene trabajando para no dejar sin servicio a las áreas de los profesionales afectados: “No se descontinuó ningún servicio y eso es lo que queremos evitar. En el caso del área Oncología del Fiorito no cerró y si se aisló a los dos médicos que dieron positivo. En algunos lugares lo que sí puede pasar es que al quedarte con menos cantidad de gente se resienten algunas actividades”.

Riera también habló acerca del reclamo que un sector de los profesionales de la salud realizaron la semana pasada: “Nosotros establecimos un comité de crisis central que lo tenemos en el Ministerio con todos los referentes provinciales de todos los gremios. Por su parte en los hospitales está indicado que todas las comisiones establezcan un comité de crisis de los 80 hospitales. Esto se materializó y están todos funcionando regularmente y es ahí donde se plantean estas situaciones que tienen que ver con los médicos, con los elementos de protección personal y con los trabajadores de la enfermería.(…)Haber trabajado de esta manera desde el comienzo con los gremios nos permitió que hubiera una comunicación mucho más fluida y si bien va a haber diferencias, que se charlará en el comité de crisis, lo que necesitamos es que los conflictos no superen a la necesidad de respuesta de la gente. La gente no puede estar esperando que nosotros terminemos de discutir cuestiones. Esos comité de crisis lo que pretenden es que haya un espacio para dirimir situaciones para rápidamente seguir trabajando”, concluyó.

Por último y a modo de conclusión, sostuvo “Nosotros estamos trabajando para que el sistema de salud sea un sistema. No queremos que sea un hospital aislado que tiene cierta capacidad operativa y otro no lo tenga. Si nosotros trabajamos como sistema, en donde esté involucrado el sistema integrado de emergencia sanitaria de la provincia de Buenos Aires nos va permitir que un vecino de Quilmes si hubiera algún tipo de saturación del Hospital Iriarte tenga la posibilidad de acceder rápidamente al Evita de Lanús, por ejemplo. El stock de camas de la Provincia es importante y hoy la provincia en promedio no está saturada. El total de la provincia anda en el 45 % de ocupación y en el Conurbano esa ocupación crece , en el Iriarte la ocupación está en un 85%”.

1 Commentario

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*