De Gennaro le presentó a Grindetti su plan de “lucha contra el hambre”

Bajo la consigna de “la lucha contra el hambre”, el dirigente social Víctor de Gennaro se reunió con el intendente Néstor Grindetti para presentarle un  informe referido a la situación en  Lanús. El objetivo fue dar a conocer el panorama respecto a la cantidad de personas que reciben asistencia alimentaria y a quienes ofrecen  esa ayuda, así como el origen de los recursos con los que cuentan las organizaciones.

Por pedido del jefe comunal,  en el encuentro participaron también la secretaria de Desarrollo Humano de la comuna, Noelia Quindimil, y el Jefe de Gabinete local, Diego Kravetz.

“El 40% de la población de Lanús está en una situación crítica. La lucha contra el hambre tiene tres mil personas que colaboran para dar de comer a esas otras”, precisó el referente de Unidad Popular y detalló que entre las entidades que ofrecen asistencia se encuentran escuelas, movimientos sociales e iglesias, de las cuales “el 85 por ciento no está reconocida por el Municipio”.

En tanto, reparó que el escenario se complejizó y se volvió “mucho más dramático” a partir del 1º de enero porque “muchas escuelas cerraron y sólo se ofrecen 1060 comidas”. Por otra parte, en el reporte señalaron que “el 75 por ciento de los recursos” que utilizan estos grupos “salen del Estado, ya sea nacional, provincial o municipal”

“Me esperanzó mucho de ser consciente que presentamos 410 lugares que dan de comer en Lanús y que más de tres mil ciudadanos que ayudan en esta tarea. Si esto estaría organizado se potenciaría: la solidaridad se puede aumentar, pero el Estado es fundamental y tienen que hacerse cargo de canalizar todo esto”, agregó.

A modo de conclusión, De Gennaro contó que propusieron cuatro etapas de trabajo a fin de mejorar la situación de los lanusenses. La idea consiste en primero sar de comer, luego “discutir mejorar la alimentación”, y después trabajar en la “producción y la elaboración y comercialización de alimentos”

“Lo ideal sería comer en casa pero es un proceso largo. Hay que terminar con el hambre que es un disciplinador social, es una construcción organizada socialmente para disciplinar”, afirmó y consideró que “toda la comunidad tiene  que participar” para modificar esta realidad.

 

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*