Grindetti: “Lanús venia del subsuelo, lo pusimos en valor y queremos seguir trabajando”

De cara a los comicios del domingo, el actual Intendente de Lanús y candidato de Juntos por el Cambio, Néstor Grindetti, aseguró que se ve “peleando” y espera una elección “cerrada”. Negó una campaña sucia y cree que existe una “cultura de corte de boleta en el distrito”. Así, aspira a seguir gobernando porque “Lanús venía del subsuelo, la hemos puesto un poquito en valor y estamos dispuestos a seguir trabajando para dejarla entre los mejores distritos del conurbano”.

Fue larga la campaña para Grindetti: “lo dije varias veces, las PASO no tienen sentido de la forma que están organizadas”. En diálogo con El Termómetro, el Jefe Comunal contó que entre las primarias y las generales se dedicó a recorrer barrios y, sin ser desmesurado, se mostró optimista: “nos vemos peleando, es una elección cerrada. Apelamos a pruebas empíricas, en 2015 pasó lo mismo”.

En la arquitectura electoral que espera Juntos por el Cambio, el Intendente explicó: “esperamos que se suman vecinos que no fueron a votar que son 70 mil, casi un 20 por ciento del padrón, además las PASO no es algo que motive mucho al vecino, porque no define nada. Además algunas circunstancias que se dan en la interna, nosotros somos los que más votos sacamos y no necesariamente un candidato suma todos los votos de la interna. Hay mucho para analizar, entre ellos varios votos impugnados que seguramente se corregirá. Las chances están intactas”.

“Nuestro trabajo fue hablar con los vecinos de lo que hicimos y de lo que fue posible. Creo que tenemos claridad de los que comprometemos para un próximo período”, aclaró Grindetti y explicó que “desde siempre quisimos municipalizar el discurso porque entendemos que es lo que corresponde. A nosotros nos eligen con un programa de gobierno y tenemos que dar cuenta sobre ese programa”.

Con una chicana al principal candidato opositor, consideró: “por más que a mí me guste como opinólogo discutir en una meza de café qué pasa en Venezuela o el dólar, es difícil que le pueda decir al vecino que puedo hacer algo contra eso”.

A pesar de lo que sostiene el peronismo, Grindetti cree que “hay una cultura de corte en Lanús” y lo ejemplifica con su historia política: “nosotros nos presentamos en 2007 y 2011 y en alguna intermedia con una boleta corta. Eso hizo que nosotros en el pasado trabajáramos mucho el corte de boleta. Por eso en 2011 sacamos 45 mil votos con una boleta corta pero no lo estamos trabajando ahora porque creo que es clara mi afiliación política y a quién voy a votar”. Y sobre este punto hizo una referencia a la crisis: “uno no deja de comprender, entender y, en algún punto de aceptar a esta altura de la elección, que hay gente que no la pasa bien, que le tira la responsabilidad al Gobierno Nacional, que quiere votar a otro partido político pero a la vez quiere votar al intendente local. Esa es una prerrogativa que le da el sistema, es su derecho, pero nosotros no lo estamos promocionando”.

De cara al domingo, se desligó de las acusaciones de campaña sucia del Frente de Todos: “en algún punto me causa sorpresa y un poco de gracia. No hablo de ellos (Todos) pero parece que el hecho decir que Darío Díaz Pérez, presidente del PJ y parte central de la alianza, y su esposa, segunda en la lista, es un demérito, por qué lo ven como una campaña negativa, parecen ser ellos los vergonzantes de esa situación. Yo no veo un demérito en decir que Lilita Carrió, que lidera la CC-ARI forma parte de este espacio. Si tiene cabeza de gato, tiene cola de gato y dice miau es gato. No es una vergüenza, no entiendo por qué dicen que es una campaña negativa”.

Finalmente, Grindetti aclaró que luego de cuatro años de su gestión “nos quedan muchas cosas por hacer por eso queremos seguir y sin por cuestiones de tiempo o financiera. Asfaltamos 1600 cuadras y nos quedan 1500, ayer una vecina nos decía ‘ los voto a ustedes pero no me asfaltaron la calle’, si tardamos cuatro años en 1600 necesitaremos cuatro años más. Cuando llegamos había un 35 por ciento de servicio de agua, hoy hay un 70 pero queda un pedazo que todavía hay que trabajar con AYSA”.

Y puso el ojo en Covelia: “hay un tema y es que vamos a tener renegociar el contrato del servicio de recolección de residuos porque es deficiente, Lanús no está limpia como a mí me gustaría”.

Finalmente, Grtindetti consideró que “Lanús viene del subsuelo, la hemos puesto un poquito en valor y estamos dispuestos a seguir trabajando para dejarla entre los mejores distritos del conurbano”.

 

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*