Rosca y café: La primera semana de Insaurralde en la Jefatura de Gabinete

Este lunes se cumple una semana del desembarco del intendente de Lomas de Zamora, en uso de licencia, en la jefatura de Gabinete de la provincia de Buenos Aires. En los primeros  siete días, Martín Insaurralde, se ocupó de armar su equipo de trabajo y mantener reuniones con diferentes actores de la política en lo que marca el perfil político que busca darle el área que en el primer tramo de la gestión ocupó Carlos Bianco. Insaurralde sería, además, el nuevo jefe de campaña del Frente de Todos en la provincia.

El mensaje fue claro desde el mismo día de la jura de los nuevos miembros del gabinete provincial. Tras el acto de asunción, Insaurralde llevó a un reducido grupo de dirigentes a cenar a la casa de su hombre de confianza en Lomas de Zamora y presidente de la Cámara de Diputados provincial, Federico Otermín. Hasta allí fueron Máximo Kirchner; el flamante ministro de Infraestructura, Leonardo Nardino; el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares; el diputado Juan Pablo de Jesús; el jefe de bloque de diputados, Facundo Tignanelli; y el secretario de Hábitat de la Nación, Santiago Maggiotti.

Desde el martes, el nuevo jefe de Gabinete comenzó una serie de reuniones que mantuvo durante toda la semana y que fue comunicando con breves referencias en redes sociales, pero con un fuerte hermetismo respecto de los temas que se hablaron en cada uno de esos encuentros. Por el despacho de Insaurralde pasaron funcionarios provinciales, candidatos e intendentes.

La primera reunión fue con su par nacional Juan Manzur, quién lo recibió en sus oficinas en la Ciudad de Buenos Aires tras el acto que encabezó el presidente, Alberto Fernández, en José C. Paz, donde se relanzó la campaña.

Luego arrancó una serie de encuentros en la Gobernación. Pasaron por el despacho de Insaurralde, el ministro de Seguridad, Sergio Berni, con quién mantuvieron una tensa relación de desconfianza mutua en el primer tramo de gobierno; con la ministra de Educación Agustina Vila, de las más cuestionadas por los propios intendentes; con la candidata a diputada provincial, Victoria Tolosa Paz, el viernes en lo que fue su reaparición pública tras la derrota en las PASO (luego recorrió obras junto a Nardini en La Plata); con el ministro de Justicia, Julio Alak; la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza; y cerró la semana recibiendo a la titular del Ceamse, Mónica Capellini.

Además, Insaurralde participó de la primera reunión de la Mesa de Acción Política, un reclamo de los intendentes de la Primera y Tercera sección electoral luego de la derrota electoral. Allí junto al gobernador, Axel Kicillof, y representantes de los jefes y jefas comunales del conurbano, se platearon las estrategias de cara a la campaña electoral hacía la elección General.

Durante la semana, el jefe de Gabinete comenzó a trabajar también en el armado de su equipo de trabajo. Hasta el momento sólo está confirmada la incorporación del diputado Juan pablo De Jesús como subsecretario de Coordinación de Gestión.

El fin de semana Insaurralde de dedicó a participar de actividades en su distrito, Lomas de Zamora, junto a la intendenta, Marina Lesci y Federico Otermín visitó un club; y recorrió luego con el jefe de gabinete local y el secretario de Obras Públicas una obra de pavimento.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*