Conflicto en puerta entre Ferraresi y Camioneros por la recolección de residuos

De cara al vencimiento del contrato, la Municipalidad de Avellaneda estudia reformar el sistema de recolección de residuos domiciliarios del distrito. El mismo hoy está en manos de la cooperativa Gestionar que pertenece al Sindicato de Choferes de Camiones que conduce Hugo Moyano. En una réplica de lo que fue la pelea en 2016, Jorge Ferraresi tiene la intensión de municipalizar el servicio, mientras que desde el Gremio buscan llegar a un acuerdo para no tocar el sueldo ni el convenio de los trabajadores.

Según pudo saber El Termómetro, ya comenzaron las negociaciones entre la Municipalidad y el sindicato. El contrato vigente vence en enero de 2021, y desde el gobierno que conduce Jorge Ferrares acercaron una propuesta al gremio. La intención es que lo que hoy se hace a través de la Cooperativa Gestionar, con un gerenciamiento de la Comuna, pase de forma completa al estado municipal. El conflicto ya tiene antecedentes.

Molesto por el servicio que prestaba la empresa ProActiva, a principios de 2015, Ferraresi anunció la municipalización del servicio de recolección de residuos en el distrito. Al igual que ya había hecho en otros distritos (Esteba Echeverría y Quilmes), el sindicato que conducen Hugo y Pablo Moyano inició una protesta y doblegó las intenciones del Jefe Comunal. Para 2016, y ante la continuidad de las quejas por el servicio, el nuevo pliego de licitación le fue como anillo al dedo para la cooperativa Gestionar, creada por el sindicato en la ciudad de Buenos Aires unos mese antes.

Allí comenzó un sistema mixto, con el trabajo provisto por Gestionar y la gerencia de la Municipalidad. La relación creció al punto que en 2018, Hugo Moyano (ya peleado con el Gobierno de Macri) y Jorge Ferraresi compartieron un acto de entrega de reconocimientos para trabajadores de la Cooperativa en la que plantaban la semilla de la unidad peronista que se consolidaría en las elecciones de 2019.

Sin embargo, esa relación podría empantanarse. La primera propuesta de renegociación del sistema de recolección que el Jefe Comunal acercó al Sindicato estable estatizar el servicio. La misma implica sostener todos los puestos de trabajo pero pasar a los empleados a la planta municipal. Esto podría significar una rebaja importante en el sueldo de los trabajadores, así como la pérdida de una cantidad importante de afiliado al sindicato.

Tanto en los conflicto de Esteban Echeverría y Quilmes esta fue la cuestión que ocasionó el mayor roce entre Camioneros y los gobiernos municipales. Especialmente en la negociación con Francisco Barba Gutiérrez, en 2014, donde si bien la municipalidad sumó casi 300 empleados que pertenecían a Covelia, sus sueldos se redujeron a la mitad, proporcionalmente.

Para el sindicato este punto es innegociable, un alto dirigente del Gremio señaló a este medio que aspiran a “alcanzar un acuerdo” y que todavía “se está discutiendo”, sin embargo dejó en claro que “todos los trabajadores seguirán cobrando bajo el convenio de Camioneros” y aseguró que ese punto no lo pondrán a debate.

Así como ha hecho en otras áreas, Ferraresi busca ahorrar. La pandemia redujo los ingresos de la comuna y el Intendente analiza varias áreas donde pueda achicar gastos. La recolección es uno de los mayores gastos de la Comuna y parece ser uno de los apuntados a reducir.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*