El HCD lanusense sesionó entre pedidos de deudas y convenios discutibles

A una semana del inicio de las sesiones ordinarias, el Concejo Deliberante de Lanús volvió al ruedo con una extraordinaria cargada de expedientes. Una serie de convenios con empresas generaron debate y el rechazo opositor. El oficialismo, gracias a su mayoría, pudo aprobar los 27 proyectos en juego, entre ellos cuatro pedidos de préstamos para trabajos de servicios públicos y materiales para el área de seguridad, así como la condonación de 132 millones de pesos de una deuda que mantenía la Municipalidad con el CEAMSE, desde hace más de cinco años.

La jornada comenzó con la discusión de los cuatro proyectos de pedido de financiamiento, préstamos que la Municipalidad solicitará a la Provincia, por un total de 80 millones de pesos para pavimentación (43 millones); puesta en valor de los pasos a nivel Molinedo, M. Avellaneda y Manuel Castro (12.050.000); adquisición de Video Analítico para Monitoreo Urbano ( 12.926.103 millones) y rodados y equipamiento para renovar las patrullas y gruas municilaes (9.871.025 millones).

El presidente del bloque de UC-PJ Héctor Jorge Montero, señaló que, estos pedidos de financiamiento, “no son otra cosa que empréstitos que los vecinos van a tener que pagar. No solo durante lo que queda de esta gestión sino la siguiente”, ya que están dispuestos a ser ejecutados a dos y tres años. Asimismo, aclaró que desde su espación “no estamos de acuerdo en aprobar prestamos algunos muy onerosos”.

A diferencia de préstamos como el que se pidió a Leasing por 150 millones de pesos, estas cuatro iniciativas no parecen ser onerosas, tanto es así, que genera dudas cómo es que no pueden ser solventadas con los fondos municipales previstos para las áreas de Servicios Públicos y Seguridad para este años. Según el presidente del bloque de Cambiemos, Jorge Schiavone, desde el Gobierno “preferimos hacerlo así, porque creemos la mejor forma”.

Por otro lado, la Comuna decidió hacerle frente a una enorme deuda que solventaba desde hace años y el Concejo aprobó por unanimidad el reconomiento y consolidación de la deuda con la Coordinación Ecológica Área Metropolitana (CEAMSE), y pagará 132 millones de pesos. Es por el servicio de deposición final de residuos sólidos urbanos con deudas que se arrastraban desde 2013.

Por otro lado, la Municipalidad adhirió a los aumentos en el transporte público para las líneas municipales. En todo electoral, quien criticó la medida fue Edgardo Depetri (Unidad Ciudadana – FPV): “esto demuestran a quienes representan. Vuelven a castigar a los vecinos y a los trabajadores. Este aumento esta en sintonía con el aumento en capital y la provincia. Hoy el impacto del boleto del transporte público es brutal. No es solo el transporte son tambien los servicios”

“Cambiemos tiene un doble discurso. Vamos a rechazar y seguimos insistiendo que los servicios tienen que ser un derecho humano y hoy el boleto tiene un valor confiscatorio”, apuntó embalentonado y remató: “lo único que hacen todos los días es joderle la vida a la gente”.

Uno de los convenios discutidos por la oposición fue uno con el Banco Santander Río para el alquiler de un predio, hoy en manos municipales, en Villa Jardín. El edil Gustavo Magnaghi (Unidad Ciudadana) puso sobre reserva el acuerdo porque recordó y señaló que “el convenio de alquiler en ese predio podría vulnerar una sentencia en la causa Mendoza que está en Acumar por la que esas teirras que estarían destinadas exclusivamente a viviendas”, aunque señaló que “no pudimos confirmarlo por los tiempos”, por eso pidio que el proyecto vuelva a comisiones para estudiarlo, sin embargo no tuvo acompañamiento y el oficialismo junto al voto de la única integrante del Frente Renovador presente, Marcela Fernández, lo aprobó.

Pero no fue el único convenio con una entidad privada que criticaron desde Unidad Ciudadana. Uno muy polélico es el que se firmó con la concesionaria de autos Organización Sur para la instalación de publicidad en el programa Lanús Playa. Lo llamativo de esto, el “pédido” se aprobó días antes que finalice el convenio, vence el sábado. También Magnaghi denunció que la Municipalidad permitió la publicidad de la empresa en un espacio público durante cuarenta días a cambio de 80 litros de pintura: “esto nos falta el respeto a todos los lanusenses”.

El oficialismo logró renovar el acuerdo con la Provincia de Buenos Aires para la implementación del SAE y su manejo municipal. Aquí la que tuvo la voz crítica fue la edil Natalia Grafaschi (UC-FPV) quien, dijo que es conocida su postura sobre el servicios pero citó una parte del acuerdo: “el convenio prevé que si los fondos no alcanzan para alimentar el intendente puede hacer las erogaciones presupuestarias necesarias para que los alumnos coman correctamente.Esparo que Grindetti lo tenga en cuenta”. Tuvo la respuesta oficial por parte de Laura Lavandeira, quien aseguró que hoy se paga mucho más por los desayunos y almuerzos de los chicos que van a comedores escolares que lo que pasaba en la gestión Scioli.

Finalmente, el convenio que mayor pelea atrajo fue una condonación de pago de una deuda de tasas municipales a la empresa Minquia por casi 6 millones de pesos. A cambio la municipalidad hará usufructo de un predio en el Parque Industrial.

“Fuimos a ver predio y está bastante deteriorado. Vamos a pagar un alquiler de 100 mil pesos por mes a descontar del deudor. No sabemos que destino le darán pero hay que arreglarlo entonces le vamos arreglar el municipio y después de los cinco años se lo damos a devolver hecho a nuevo”, se quejó Gustavo Magnaghi, que tuvo una mañana agitada. El oficialismo defendió el acuerdo, según Shiavone “esta empresa está en convocatoria y si no es esto es posible que el Municipio pueda recibir nada”. Y el debate llegó al punto que el presidente del cuerpo, Marcelo Rivas Miera pidió la palabra volvió a su banca y señaló que hubo “algunas confusiones por no leer. El artículo 5 dice que el Municipio deberá devolver el predio en el mismo estado” y en otra parte del acuerdo que “al finalizar deberá haber una compensación”.

Marcha en contra de la Municipalización de la UPA

Previo al comienzo de la sesión, ATE y la CTA marcharon a las puertas del Concejo para manifestarse en contra de un convenio con la Provincia de Buenos Aires por el cual la municipalidad se hará cargo de la dirección de la Unidad de Pronta Atención. El expediente fue quitado de la orden del día, pero la protesta se sostuvo y se anunció que el 15 de marzo habrá un abrazo a la sala de salud.

 

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*