Exclusivo: Detalle de la contaminación del agua en Berazategui

Este medio tuvo acceso a los resultados de los análisis bromatológicos realizados a los pozos de agua de Berazategui, por la Sección de Apoyo Técnico del Departamento Delitos Ambientales de la Policía Federal Argentina. Tras los análisis y en conformidad con el artículo 982 del Código Alimentario Argentino (CAA), está confirmado que el agua de Berazategui no cumple con los requisitos para ser considerada agua potable.

Según el código normativo, para que el agua sea considerada apta para el consumo humano “no deberá contener substancias o cuerpos extraños de origen biológico, orgánico, inorgánico o radiactivo en tenores tales que la hagan peligrosa para la salud”, es decir, que la presencia de sustancias tales como nitratos, arsénico, cloruro, dicloroetano, cloro o bacterias, en grandes cantidades, resultan peligrosas para la salud pudiendo causar graves enfermedades,  e incluso la muerte. Todas esas sustancias y más, están presentes en los pozos de agua berazateguenses.

La presencia de arsénico en los pozos de agua significa una de las más graves amenazas, consumir pequeñas dosis durante un tiempo prolongado puede llegar a causar cáncer de pulmón y de piel, cirrosis y  disfunción hepática, entre otras enfermedades. Según la Organización Mundial de la Salud, el máximo permitido en el agua es de 0.01 miligramos por litro. En los pozos de Berazategui ese número asciende al doble, comprometiendo sobre todo al barrio “El Pato” donde incluso la muestra obtenida del Jardín de infantes 941, arrojó un resultado de 0.2 mg/l.

Fuentes oficiales confirmaron a este medio que en algunos casos se detectaron altos niveles de cloro, producto del accionar consiente: “En algunos pozos de agua los niveles de cloro son altísimos. Para bajar la cantidad de otras sustancias, le tiran cloro al agua pensando que así evitan el problema”, declaró a este medio uno de los investigadores.

Zonas Rojas

Las muestras obtenidas a lo largo y a lo ancho de todo el municipio permitieron detectar que algunas zonas están más comprometidas que otras. Este es el caso de las zonas aledañas a la escuela “Thomas Edison” y en un rango de más de veinte cuadras a la redonda, donde los pozos analizados arrojaron resultados alarmantes: la presencia de Nitrato llega a  99.3 mg por litro, siendo el permitido de 45 mg según el CAA; de dicloroetano se detectaron 1.3 mg/l, sobre el 0.3mg/l permitido;  de tetracloruro de carbono 4.3 mg/l, sobre 3mg; de cloro libre 1.2 mg/l, sobre 0.2 y la dureza del agua asciende a 526 mg/l, sobre 400 .

En las zonas cercanas a la calle 150, en la localidad de Plátanos cerca del polo industrial, han sido detectados 3010 mg/l de sólidos disueltos en el agua, siendo el máximo permitido de 1500 mg/l, además los valores de cloruro ascienden a 903 mg/l, sobre 350 y la dureza del agua (presencia de sales minerales) es de 560mg/l, sobre 400.

Además, la presencia de bacterias coliformes como la Esterichia Coli se detectó en las zonas ya mencionadas, en el Barrio Ducilo, en El Pato y en las zonas aledañas al Hospital Evita Pueblo, donde en Abril pasado dos menores perdieron la vida debido al brote de gastroenterocolitis que azotó al municipio, afectando a más de dos mil habitantes. “Aún no podemos afirmar que las muertes de los chicos sean producto del consumo de agua, pero es cierto que solo contando los hospitales, hubo mas de mil quinientos afectados,  a eso hay que sumarle los que tienen prepaga y se atendieron en clínicas, y aquellos que directamente no asistieron a ningún centro de salud”, declaró el investigador.

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me sorprende Me entristece Me enoja
5

Se el primero en comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*