Claypole: reclamo y conflicto entre dos barrios por desbordes cloacales

La calle Araujo divide al barrio Altos del Castillo de Martín Fierro, ambos en Claypole. De un lado y del otro, desde hace varios meses, sufren las consecuencias de las obras mal realizadas y la falta de mantenimiento en el primero de los dos, donde la red cloacal se desborda y perjudica a quienes habitan la zona.

Si bien el problema no es nuevo, las temperaturas que se registraron en los últimos días agravaron la situación. Sobre todo, ante la posibilidad de que se produzca un foco infeccioso.

“Empezamos el 2018 y seguimos aguantando los desechos cloacales del barrio Altos del castillo ubicado en Manuel Araujo al 2000 ¿Hasta cuándo esto?, ni siquiera podemos disfrutar de un almuerzo en nuestro patio porque el olor  nos invade”, se quejó a través de las redes sociales Gisela, quien reside en el vecindario situado en frente.

Según relató la misma vecina a El Termómetro, ya realizó todas las notificaciones a las diferentes áreas que podrían intervenir, pero hasta el momento no recibió respuestas y el panorama es cada vez más alarmante.

“En 2016 hice la denuncia en Medio Ambiente y me respondieron con número de legajo, a la Municipalidad fui y me dijeron que no Ple corresponde al Municipio, y AySA vino dos veces a arreglar. La tercera vez que llamé me dijeron que tampoco pertenece a AySA por qué no están habilitadas las cloacas, que están ilegales”, precisó.

La única respuesta por parte de la Unidad Fiscal de Investigaciones en Materia Ambiental (UFIMA) fue la siguiente:  “Tengo el agrado de dirigirme a Ud., por disposición del Fiscal Federal, a fin de hacerle saber que el 11 de octubre del corriente, se inició la actuación judicial n° 1985/16 caratulada “Investigación Preliminar s/ av. Inf. a la ley 24.051 por vuelco de efluentes cloacales por parte del barrio ‘Los Altos del Castillo’, a Manuel Araujo al 2000, Claypole, Almirante Brown, pcia. de Bs. As.”, en virtud de su denuncia remitida a esta Unidad Fiscal.

Por su parte, los vecinos de los Altos del Castillo también hicieron lo propio y tampoco les respondieron satisfactoriamente. Aseguran que “la responsabilidad es de la cooperativa Credinovo”, la cual llevó adelante la construcción de las viviendas y “no hace el mantenimiento de la planta cloacal”.

“Cuando se tapa, el Municipio manda un camión desobstructor,  pero si no anda la planta no sirve que lo manden porque se tapa otra vez”, relató Mónica a este medio y consideró que también “hay parte responsable de la Municipalidad porque no los obliga (a la constructora) a que hagan el mantenimiento”.

Mientras tanto, tanto unos como otros esperan que alguien intervenga y que por fin puedan respirar con normalidad.

Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me sorprende Me entristece Me enoja

Se el primero en comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*