Makro despidió a los dos delegados de la empresa y denuncian complicidad del SECLA

Hace una semana, el hipermercado mayorista Makro de Avellaneda despidió a los dos delegados de la empresa, hoy los trabajadores se movilizaron hasta el lugar y denunciaron complicidad del Sindicato de Empleados de Comercios de Lanús y Avellaneda por no convocar a elecciones para renovar la comisión interna desde junio de 2018. La interna por la conducción del gremio.

Gustavo Fernández llevaba 28 años trabajando en el mayorista y Aníbal Barrera tenía 15 años de antigüedad, los dos fueron notificados la semana pasada que no continuarían en la empresa: “entendemos estos despidos como ilegales, porque somos delegados electos. La empresa aprovechó el hueco que dejó el SECLA que desde junio del año pasado no llama a elecciones para renovar la comisión interna”, contaron a El Termómetro los trabajadores luego de la marcha a las puertas del comicios y anunciaron que volverán a marchar en los próximos días hasta que se consiga la reinstalación.

En medio de los despidos, denunciaron la intromisión del Sindicato y hay una interna en medio. Fernández fue durante doce años integrante de la comisión directiva del SECLA, pero en 2016 lo dejaron afuera por diferencias con el secretario general, Orlando Machado. La pelea habría sido por la utilización del gremio como caja recaudatoria en la campaña 2015, primero, de Sergio Massa y, luego, de Mauricio Macri, a lo que se opuso.

Luego de eso, el ex integrante de la Comisión Directiva volvió a Makro y finalizó su mandato como delegado en junio del año pasado. Hizo la convocatoria para la elección de una nueva comisión gremial interna, pero desde la Conducción del Sindicato no autorizaron la votación, a pesar de haber sido intimados por la secretaría de trabajo en varias oportunidades y el pedido todavía está pendiente. En medio,  se acerca la elección para la conducción del SECLA y Fernández pretende presentar lista para enfrentar a Machado. Esta seria una forma de sacarlo de juego.

La empresa no les dio respuesta a los dos despedidos sobre el hecho de tener representación gremial (Fernández, además integra la conducción de la CTA Avellaneda) y los mandó a hablar con la casa central de Makro en Olivos para resolver en conflicto. Se espera una nueva movilización para los próximos días que coordinarán con diferentes actores sociales.

2 Comentarios

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*