“Varela es de los lugares más violentos con los vendedores ambulantes”

Foto archivo

Vendedores ambulantes de Florencio Varela denunciaron que este martes “el intendente Watson por intermedio de la policía bonaerense reprimió y detuvo a trabajadores” en el centro de la comuna y señalaron que no es la primera vez que sucede.

“Nuevamente ayer en el centro de Varela, dónde habrá unos 80 vendedores ambulantes, a las 12 del mediodía hubo una brutal represión que derivó en tres vendedores detenidos y compañeros heridos. Desde hace más o menos un año el intendente Andrés Watson tomó la decisión, según sus palabras, de erradicar a los vendedores ambulantes y militarizar con policías el centro de Varela, eso no es algo excepcional, son acontecimientos diarios”, explicó a El Termómetro el secretario general de Vendedores Libres, Omar Guaraz.

Al respecto, detalló que “veinte funcionarios policiales redujeron, golpearon y detuvieron” a un vendedor de pañuelos descartables y “para justificar esa represión lo imputaron de resistencia a la autoridad”. Además, remarcó que hay “tres compañeros que siguen detenidos”.

“Imágenes como esas se repiten en muchos lugares del Conurbano. Varela es uno de los lugares más violentos para con los vendedores ambulantes, más de 120 compañeros fueron detenidos desde que Watson tomó esta decisión”, sentenció.

En esa línea, sostuvo que desde el gobierno de Varela “no comprenden que la situación del país, vemos desde hace un año y medio el empobrecimiento a nivel general es de todos pero sobre todo en los sectores populares, informales, y cada vez se hace más difícil vivir, ganarse el mango y la represión es la respuesta”.

Marcó además que “la represión se da en la peatonal y las zonas aledañas a la estación donde hay entre 80 y 100 vendedores”. “En otros lugares en un momento hubo un acuerdo y ordenamiento con los intendentes, pero existen otros lugares como el caso de Varela donde el intendente se muestra intransigente, tratamos de tener contacto con el intendente pero la decisión es erradicarlos”, enfatizó e insistió que “no existe diálogo con el municipio los compañeros intentaron de mil manera que los reciban, pero Watson tiene la misma contestación que da Larreta, que él con los ilegales no habla”.

“El hombre tiene la mala costumbre de tener que comer todos los días y para eso hay que salir a conseguir el mango, lo que impera es la necesidad, van a salir todos los días, y uno no se tiene que acostumbrar a escenas de violencia estatal en una situación económica crítica. Impera la supervivencia, los vendedores van a seguir saliendo, nosotros estamos dispuestos al diálogo, esperamos que el intendente cambie esta visión represiva que tiene con los laburantes”, concluyó.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*