Carrió explotó a Juntos y recalentó la interna nacional

En medio de un raid mediático que la tuvo en pantalla las últimas 48 horas, la titular de la Coalición Cívica – ARI, Lilita Carrió, prendió el ventilador e hizo explotar la interna nacional del Frente opositor. Realizó una serie de denuncias que apuntaron contra Rogelio Frigerio, Cristian Ritondo, Gustavo Ferrari y contra el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.  El pedido de la dirigente de “transparencia” de cara a 2023. Las respuestas públicas Morales, Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta.

En diálogo con LN+, Carrió pidió que en el armado electoral de Juntos para las presidenciales haya  “reglas de decencia”: “Hacia delante, Juntos por el Cambio tiene que tener reglas decentes, tiene que estar conformada por decentes. No puede haber más negocios”. Y en esos negocios puso una serie de ejemplos.

Habló que se opuso a la presencia de “una amante” del ex ministro del Interior y hoy el candidato mejor posicionado por la pelea de la gobernación en Entre Ríos, Rgogelio Frigerio, en una lista de la Ciudad de Buenos Aires y la acusó de “testaferro” del ex funcionario.

Denunció irregularidades entre fiscales y jueces del departamento Judicial de San Isidro y un acuerdo espurio entre Sergio Massa, a través de Malena Galmarini, y los ex funcionarios de María Eugenia Vidal en la Provincia, Cristian Ritondo y Gustavo Ferrari.

Y, luego de ponerse como “una de las líderes” de Juntos, al lado de Mauricio Macri, aseguró que le planteó a Gerardo Morales que “él sabe cuáles son las reglas y si tengo que denunciar denuncio”, en referencia a las intenciones del Presidente de la UCR de competir por las presidenciales el año que viene.

El Gobernador jujeño fue uno de los que le contestó: “No vale todo, Elisa Carrio. Es de una gran irresponsabilidad tu actitud insultante hacia mí como Gobernador”

 

Pero no fue el único, la titular del ARI cerró la grieta en el PRO y unificó el discurso entre Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta, quienes le dijeron “basta”.

Patricia salió en defensa de todos los afectados por Carripo: “Se tiene que terminar la impunidad de la palabra. Degradar a Gerardo Morales, presidente de la UCR y gobernador de Jujuy, a Cristian Ritondo, presidente del Bloque PRO de la Cámara de Diputados, a Emilio Monzó, diputado nacional por Juntos por el Cambio; a Rogelio Frigerio, diputado nacional por el PRO y candidato de JxC en Entre Ríos, a Gerardo Milman, vicepresidente del Bloque PRO en la Cámara de Diputados, y a Facundo Manes, diputado nacional por la UCR, para defender posiciones de poder de su fuerza, no es aceptable”.

Y algo similar hizo Larreta con una carta de cinco párrafos que compartió en redes sociales, asegurando que lo que hizo la ex diputada “no es el camino. CArrió le contestó que el camino “es la transparencia”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*