El efecto Massa en Buenos Aires

Sergio Massa dejará este martes su lugar en la Cámara de Diputados de la nación y jurará el miércoles como el nuevo superministro de Economía, Producción y Agricultura. En Buenos Aires Massa tiene la base de su construcción política. El pedido a los referentes bonaerenses, la relación con Máximo Kirchner, Martín Insaurralde y Axel Kicillof.

Una mujer, bonaerense, en la presidencia de Diputados

Este martes, el flamante superministro de Economía, Sergio Massa, renunciará a la presidencia de la Cámara de Diputados de la nación y a su banca para asumir el miércoles en el ministerio de Economía, Producción y Agricultura. Su lugar lo ocupará por primera vez una mujer,  oriunda también de la provincia de Buenos Aires: Cecilia Moreau. Dirigenta del Frente Renovador, pero a su vez cercana a Máximo Kirchner. La banca que deja el tigrense será a su vez ocupada por Juan Marino, un ex militante del Partido Obrero que actualmente es funcionario del ministerio de Desarrollo de la Comunidad de la provincia a cargo de Andrés Larroque.

Mucha gestión y política sin ruido

Massa estará enfocado en los próximos meses en enderezar la economía. No hay proyecto futuro ni para él ni para el Frente de Todos si le va mal. Eso le pidió también a la dirigencia que le responde en territorio bonaerense, que se enfoquen cada uno en sus responsabilidades. Massa cuenta con una decena de intendentes en la provincia, un grupo importante de legisladores y legisladoras provinciales, el ministerio de Transporte provincial a cargo de Jorge D´Onofrio y concejales en la mayoría de los distritos bonaerenses. Sin embargo, su despliegue territorial mermó considerablemente en comparación con el del año 2013 cuando ganó la elección legislativa.

Al tiempo que pidió concentrarse en temas de gestión, Massa insistió mantener la paz entre las diferentes tribus del frente de Todos en los distritos a las que necesita para su proyecto presidencial. Para eso es indispensable no hablar de candidaturas por ahora. Sin embargo algunos llamados cruzados ya comenzaron a darse pensando en un armado futuro. Cabe recordar que hace algunos meses hubo un fuerte operativo de instalación de candidaturas del Frente Renovador distritales.

El vínculo con Máximo, Insaurralde y Kicillof

Massa mantiene una firme sociedad con el diputado y presidente del Partido Justicialista bonaerense, Máximo Kirchner, y en el último tiempo tuvo un acercamiento con el jefe de Gabinete provincial, Martín Insaurralde, su rival en la elección de 2013, y quién inició el operativo clamor para que el tigrese llegue al gabinete nacional. Si quiere ser el candidato de Todos a presidente, necesita de ellos. Con  Axel Kicillof, la relación también es buena, sin embargo, todavía no hubo un apoyo público del gobernador al líder del Frente Renovador, pese a que Cristina Kirchner ya manifestó su respaldo a través de una foto con Massa en el Senado.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*