Polémica por la peña amarilla: “No podemos quedarnos enredados en la interna”

Este viernes un grupo de dirigentes peronistas que están dentro del armado de Juntos se reunieron en una Peña en la que participaron también dirigentes del PRO y el ex gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey. Tras el encuentro hubo trascendidos sobre críticas al gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal y varios dirigentes salieron al cruce cómo el ex ministro de seguridad, Cristian Ritondo.

“La idea de la peña surgió entre un grupo de compañeros y amigos que hemos atravesado distintos momentos de nuestra vida militante y que hoy nos une el desencanto con el Frente de Todos, el fracaso de un gobierno que se arroga la representación del PJ y que perdió la discusión”, afirmó la dirigente peronista de Florencio Varela Florencia Casamiquela en diálogo con El Termómetro.

Y añadió: “Semejante fracaso nos puso la decisión de construir un espacio donde quienes sientan lo mismo que nosotros tengan un lugar de debate, reagrupamiento y discusión política que tenga que ver con hacer un aporte a un nuevo proyecto político que no sea con las viejas recetas que ya fracasaron”.

Consultada por las polémicas que esto trajo y las supuestas críticas que provocaron la reacción de otro sector de Juntos, aseguró que “no hubo críticas ni espíritu de criticar a nadie”. “Éramos cerca de 70 dirigentes peronistas, invitamos a Urtubey que nos parece de los cuadros más destacados del peronismo y también hubo otros invitados”, sumó. En ese sentido, enfatizó que lo que buscan es “tender puentes”, aun con quienes “pensaron diferente en otros momentos, pero con quienes hoy hay en común una claridad de lo que necesita la argentina en el futuro”.

“Cuando hablo de recetas que fracasaron, una es la exacerbación en las diferencias que ha generado la política. Hay que trabajar en los puntos en común no en las diferencias, hay que hablar, discutir y plantear los temas estratégicos que como dirigentes políticos tenemos que tratar. También hay que ampliar el espacio”, enfatizó Casamiquela.

Además, consultada por si el encuentro fue en apoyo a la candidatura de Diego Santilli, afirmó que están “empezando a diseñar un espacio político amplio, que pueda ganar la nación, la provincia y los municipios, pero que a la hora de gobernar tenga la fuerza política para hacer los cambios y eso se logra convocando y haciéndolo de frente, no tiene que ser algo que transcurre oculto”.

Asimismo, recalcó que “hay que empezar a acercar posiciones, esta lógica binaria de blanco y negro le hizo mucho daño a la argentina” y afirmó que no pueden permitirse “ni siquiera la posibilidad de que transcurran estas disidencias”. En esa línea, insistió en que “no hubo ninguna crítica, eso fue una interpretación malintencionada y muy lejana a lo que pasó en la peña”.

“En lo personal, en su momento fui crítica de ese gobierno, no lo puedo negar, pero a este gobierno le fue muy mal también, no podemos ir por la vida siempre discutiendo el pasado, nosotros vamos a transitar el sendero del encuentro y tendiendo puentes, no tenemos margen, no podemos quedarnos en la especulación cortita enredados en las internas de las internas, tenemos que empezar a plantear una mirada estratégica sin especular nada”, agregó.

Y cerró: “Vemos en Larreta, en Santilli, en Grindetti y en Kravetz una apertura y convocatoria que supone mucha audacia de estos dirigentes, de buscar a quienes hemos pensado diferente y nos permita construir una opción superadora. Me parece que ese es el camino que tenemos que transitar y fortalecer. No voy a magnificar lo que sucedió, estoy muy contenta con la convocatoria, éramos 70 dirigentes de la primera y tercera sección electoral, vamos a seguir con los encuentros, ampliando la convocatoria y ponerle un espíritu itinerante por toda la provincia de Buenos Aires”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*