“Si votaban la tracción a sangre le íbamos a prender fuego la Municipalidad”

Este jueves el Concejo Deliberante de Avellaneda tenía todo listo para aprobar la prohibición de la tracción a sangre en la comuna. El proyecto fue presentado por la oposición pero el oficialismo iba a acompañarlo hasta que desde la Unión Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) pidieron ser incluidos en la discusión y dieron marcha atrás con la medida.

“Lo preocupante es que es normal que un compañero esté empujando un carro de 300 kilos. La criminalización es siempre de los pobres, no vemos a los proteccionistas o al Estado en La Rural, en los potreros o en las corridas de caballo, ellos no tienen la necesidad explotar los caballos y hacerlos pelota. En el mundo de los carreros hay compañeros y compañeras que cuidan sus caballos, si se lo sacan arruinan una familia, nos criminalizan y arrebatan nuestra herramienta de trabajo”, expresó el dirigente de la UTEP Jonatan Castillo en diálogo con El Termómetro.

En ese sentido, consultado por otros municipios que aplicaron esta medida ofreciendo alternativas, señaló que “una moto no es una solución porque eso lleva un gasto” y aseguró que “en Berazategui arrebataron los caballos y con la sustitución de la bici el municipio se queda el material, siempre hay una trampa en el medio para que el pobre caiga”. “En Quilmes se robaron 23 caballos de la Ribera hace dos años que los estamos buscando y no sabemos en qué ONG o lugar están”, añadió.

Además, enfatizó: “Esto se presentó en febrero y el oficialismo no nos había avisado, ayer nos enteramos que se iba a tratar con el oficialismo acompañando. Si la votaban les íbamos a prender fuego la municipalidad y el Concejo porque es una vergüenza. Nosotros vivimos de la changuita, de sacar la basura de las villas donde el Estado no da respuesta, pero después hay persecución y extracción de carros”.

“No digo que está bien o mal, pero estamos pidiendo que sean más considerados en este contexto en que la estamos pasando mal, estamos condicionados por Juntos que hicieron pelota al país y hoy en día se presentan a hacer canchulladas, sabemos quiénes son, no vamos a transar con esta gente. Ahora, los del ejecutivo se hicieron los boludos, los desentendidos, pero si nos la engrampaban nos la engrampaban. Basta de ese juego político, basta de acuerdos de mierda porque siempre la paga el pueblo, es lo que nos tiene como país en estas condiciones”, disparó.

En ese sentido, explicó que si bien la ordenanza se frenó, el jueves por la tarde les sacaron dos caballos. “Les decimos que no queremos más que nos pisoteen”, enfatizó y remarcó que necesitan ser parte de la discusión.

“Desde el lunes va a haber una mesa para tratar esto con concejales, directivos del municipio y los actores principales del reciclado. Desde nuestro lado sólo estamos diciendo que no se le puede sacar una herramienta de trabajo de una familia”, concluyó Castillo.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*