Cortocircuito en el Concejo: la oposición abandonó la sesión

Con la fecha fresca, el aniversario por el 70 aniversario de la muerte de Eva Duarte de Perón, Evita, tenía previsto atravesar toda la sesión del Concejo Deliberante de Lomas de Zamora con cuatro proyectos de homenaje. Sin embargo la jornada se desvirtuó luego que Juntos se quejara que no se le diera la palabra previo a la votación y todo el bloque abandonara el recinto. La oposición se levantó no volvió y horas después emitió un comunicado donde acusaron al peronismo de “romper acuerdos” y pidieron “respeto a las instituciones”. El Frente de Todos le bajó intensidad al reclamo, aseguró que fue un problema técnico, ya que a Presidencia nunca llegó el pedido de palabra de la concejal Silvia Sierra. Además, vinculó el accionar de los amarillos a la interna de su espacio.

La jornada había comenzado más tranquila que las últimas y se preveía sin complicaciones. Inició con el recuerdo a Delia Giovanola, una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo, quien falleció en los últimos días. Se aprobaron una serie de convenios enviados por el Ejecutivo con la Provincia con los programa PREIMBA y CREA; además de dos ordenanza, una con toda la documentación necesaria para que AySA avance en la construcción de una planta elevadora en Temperley, sobre la avenida Pasco, que mejorará el servicio de agua potable para varios barrios del distrito; y otra que regula el estacionamiento para bicicletas que va en el marco de la multiplicación de las ciclovías que empuja el Gobierno nacional.

Junto con los homenajes, los concejales recibieron a Silvia Pérez Vilor, madre de Anahí Benítez, joven víctima de femicidio en 2017, una causa volverá a ir a juicio, recién el año que viene.

En el marco del 70 aniversario de su fallecimiento, el oficialismo decidió tratar los cuatro proyectos por el homenaje a Evita juntos. Hubo invitados y exposición de distintos ediles. Sin embargo, cuando se llamó a votación la presidenta del bloque de Juntos, Silvia Sierra, reclamó que no le habían dado la palabra. En medio del cuarto intermedio para la entrega de diplomas a quienes participaron de los homenajes, el presidente del Cuerpo, Diego Cordera, le dijo a la edil que cuando volvían a las bancas le daría la oportunidad de expresarse, pero no fue suficiente. Todo el bloque de Juntos decidió retirarse del recinto. Hubo unos pocos minutos de zozobra cuando el Frente de Todos se dio cuenta que no tenía quorum porque algunos de sus concejales se habían levantado de sus bancas. La sesión siguió como estaba previsto y para intentar dejar expuesta la situación, el presidente del bloque peronista pidió que se tome lista una vez más, así en las actas taquigráficas los concejales opositores figurarán ausentes.

Horas después el bloque de Juntos emitió un comunicado donde argumentaron que la decisión de retirarse del recinto fue como resultado del “del incumplimiento del acuerdo de Labor Legislativo por parte del Bloque del Frente de Todos, al impedir que podamos manifestarnos durante el tratamiento de los proyectos por el 70º aniversario del fallecimiento de Evita Duarte”.

Consideraron que es un hecho que “que lesiona gravemente nuestra democracia local al silenciar las voces de quienes también representamos a los lomenses”.

“La democracia local debe nutrirse y fortalecerse con el debate de los problemas que aquejan a los vecinos y vecinas de Lomas de Zamora y el lugar para darlo es dentro del Concejo Deliberante”, plantearon y exigieron “respeto a las Instituciones y el respeto por quienes hemos sido elegidos por el pueblo lomense para su representación en el cuerpo legislativo”.

Desde el Frente de Todos descartaron que hayan “silenciado a la oposición” y argumentaron que el problema fue “que Silvia (Sierra) no apretó, o no apretó bien, el botón del micrófono y no llegó nunca a Presidencia su pedido de palabra”. Pusieron como ejemplo que también quedó una edil peronista sin hablar que fue Eva Limone.

Al mismo tiempo desmintieron que se rompan acuerdos legislativos y vincularon la decisión de retirarse del recinto a “la interna de Juntos que los obliga a hacer algo”.

“Nosotros continuamos con la sesión como estaba previsto, hasta le votamos proyectos presentados por ellos como se había acordado en labor, a pesar que no estaban. Si tuvieron un problema el lugar para resolver es el recinto. Levantarse e irse es una chiquilinada”, arremetió uno de los concejales del Frente de Todos.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*