Los detalles del desembarco de Cristina en Avellaneda

Este lunes la Central de los Trabajadores de la Argentina (CTA) realizará un plenario de delegados en Avellaneda que llevará como lema “20 de junio. La vigencia de Belgrano. Estado, mercado y precios: producción, trabajo y política social en una Argentina bimonetaria”. El mismo se realizará en el Parque La Estación y contará con la presencia de la vicepresidenta Cristina Fernández.

“Para toda la CTA es un orgullo que nos acompañe la presidenta mandato cumplido y actual vicepresidenta y que esté el ministro Jorge Ferraresi y nuestro secretario general Hugo Yasky. Es una fecha importante y nos pareció oportuno debatir en torno al trabajo y en construir unidad”, destacó el titular de la CTA de Avellaneda Tupac Gómez.

En diálogo con El Termómetro, el dirigente detalló que “el lugar es limitado y va a haber 1800 butacas para los delegados gremiales” más algunos referentes políticos y sindicales y que el ingreso será a partir de las 15. Además, explicó que habrá una pantalla afuera para quienes quieran acercarse al lugar.

Por otro lado, consultado por las diferencias internas en el Frente de Todos, afirmó: “A lo mejor no todo el gobierno nacional está en la misma línea política, por eso es muy importante que desde el campo popular tengamos unidad. Somos cuidadosos al momento de opinar porque sabemos que no podemos ser furgón de cola de la derecha, entendemos que si no se resuelven algunas cuestiones internas vamos a estar complicados a la hora de elegir un gobierno que escuche a los trabajadores. Lo vivimos con el macrismo, el menemismo y no podemos vivir situaciones similares porque van a venir por todo, los derechos, la flexibilidad laboral, la impunidad. Los tweets exteriorizan la falta de sentarse a decidir 3, 4 o 5, líneas en las que haya coincidencia y trabar”.

También se refirió al presentes de los trabajadores y destacó que hay casos como “Suteba que cerró una paritaria muy buena con la Provincia del 60 por ciento”, pero que “hay gremios que no llegan a eso y además es una señal de que la inflación va a estar en esos valores”. “Que estemos discutiendo en un gobierno peronista sobre la comida y no otras cuestiones es preocupante. Se tiene que poder trabajar sobre los formadores de precios, no puede ser una excusa la falta de corazón del empresariado”.

“Tuvimos la experiencia donde un presidente como Néstor y después Cristina enfrentaron situaciones en las cuales la correlación de fuerzas que no parecía la indicada y se puede, pero eso hoy no lo estaríamos viendo. Por eso parece interesante escuchar que tienen para decir Cristina, y también Yasky y Ferraresi”, concluyó Gómez.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*