Persecución y tiroteo, de Mataderos a Luis Guillón, entre 15 patrulleros y un micro escolar

Tras una cinematográfica persecución que incluyó un micro escolar y 15 patrulleros de la policía de la Ciudad de Buenos Aires y la Bonaerense, que se inició en Mataderos y terminó en Esteban Echeverría, efectivos de la fuerza de seguridad detuvieron a un hombre de 43 años acusado de robar el colectivo, sin ocupantes.

El hecho se inició en la noche del lunes, cuando un hombre robó un colectivo escolar que se encontraba estacionado en el cruce de las calles Zelada y Mozart, de Villa Luro. Ahí mismo, el dueño del transporte inmediatamente realizó la denuncia al 911, y la policía de la Ciudad inició la búsqueda por a través de las cámaras del Anillo Digital.

Divisaron al micro buscando salir de la Ciudad a través de la avenida General Paz, a la altura de Emilio Castro, con dirección al Conurbano. Así se inició un despliegue de unidades del personal de la Comisaría Vecinal 8C junto a efectivos de Despliegue Intervenciones Rápidas y Servicios Especiales (DIRySE) de la Policía de la Ciudad comenzaron una persecución.

Según informaron desde la fuerza de seguridad porteña, el delincuente, que se encontraba armado, continuó hacia la autopista Juan Domingo Perón, más conocida como Camino Negro, por lo que también tomaron intervención efectivos de la Policía bonaerense. Después de atravesar varios distritos (Lomas de Zamora, La Matanza y Esteban Echeverría), el colectivo tomó Camino de Cintura, donde chocó contra, al menos, 16 autos particulares, una ambulancia y cuatro móviles policiales que habían iniciado el operativo cerrojo.

Todo finalizó cuando los policías dispararon contra el motor y los neumáticos de la unidad, provocado que detuviera su marcha en la colectora de Camino de Cintura y San Martín, en la localidad de Luis Guillón, partido de Esteban Echeverría, a unos 30 kilómetros aproximadamente de dónde se inició.

Las fuentes indicaron que el detenido es un hombre de 43 años, con antecedentes por una tentativa de robo en febrero de 2020.

El ahora detenido fue trasladado al hospital Santamarina de Monte Grande para ser atendido por algunos traumatismos que fueron provocados durante la persecución.

En tanto, el arma que portaba el hombre no fue hallada mientras que el colectivo Mercedes Benz, visiblemente dañado, quedó secuestrado.

Interviene en la causa la fiscal Verónica Ciffarelli, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Esteban Echeverría.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*