“Si perdemos, algunos vamos a terminar presos”, sentenció Ferraresi en un plenario de La Cámpora

El Ateneo Cristina Conducción de Avellaneda organizó un plenario de las organizaciones Kirchneristas en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de Avellaneda, que tuvo cómo cierre un discurso del ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, hoy defensor del albertismo. El motivo de la jornada fue conmemorar un nuevo aniversario de la asunción de Néstor Kirchner cómo presidente.

Luego de varias charlas y videos de Néstor, Cristina y Máximo Kirchner, se procedió al cierre del acto que estaba previsto para las 14, pero que comenzó pasadas las 13:30 ante la amenaza de lluvia. Una vez que llegó el intendente en uso de licencia, subieron al escenario junto a Ferraresi el senador provincial y referente de La Cámpora Emmanuel González Santalla, la diputada nacional Vanesa Siley, el titular de Acumar y de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella, y el rector de la UTN Avellaneda Luis Garaventa.

Debajo, unos 500 militantes locales de agrupaciones cómo La Cámpora, Frente Social Peronista, Primero la Patria, Sindicato de Curtidores, 13 de abril, CTA, Nuevo Encuentro, Kolina, Movimiento Mayo, Partido Solidario, SUTEBA, Aguante Las Pibas, La Picó 1200, Patria Grande y la UOM, entre otros. También estuvieron los concejales Sabrina Rearte, Santiago Pirolo y Andréa Basile, los ex ediles Jimena Olaciregui y Juan Acosta, los ex secretarios, Agustina Abelleyra y Marcos Harguinteguy, hoy en el gobierno nacional, entre otros.

“Este encuentro surgió a partir del discurso de Cristina en Chaco, que planteó que lejos de ser una pelea cómo quieren instalar los medios, lo que se da es un debate profundo sobre a dónde queremos que vaya el país y cómo queremos llegar. Ese debate profundo necesita que la militancia pueda construir espacios como este para reflexionar juntos. No se trata de venir con las verdades absolutas, sino de que cada compañero y compañera venga con su verdad relativa y así construir una verdad superadora”, comenzó Santalla.

Luego subrayó: “Ferraresi, el máximo referente de nuestra ciudad, siempre estuvo y la militancia lo va a valorar siempre. Cuando muchos en el peronismo rompían los bloques para darle la mayoría a Macri y Vidal, había compañeros que tenían el coraje de ponerse al lado de Cristina, cómo fue ese 2017, cuando hubo un grupo de compañeros que enfrentaron a cristina y fueron por fuera a sacarle esos 4 o 5 puntos que le dieron el triunfo al macrismo. De todo eso se aprendió”. Recordando así cuando el presidente Alberto Fernández fue el jefe de campaña de Florencio Randazzo.

“En el 2019 fue importante la unidad, pero no ganamos por eso, lo fundamental fue el recuerdo reciente de los 12 años de Néstor y Cristina y esos años no se consiguieron consensuando y acordando con el poder. El diálogo y consenso son importantes, pero hay un momento donde la etapa del diálogo se agota, porque vos te juntas con los dueños de las empresas de producción de alimentos para pedirle que bajen los precios, que te ayuden, y los precios suben y el salario cada vez vale menos, se acaba la etapa del diálogo y empieza el tiempo de la decisión política”, sentenció.

Para cerrar, el legislador se refirió, sin nombrarlo, a una nota al dirigente Hernán Torres Guerrero “del partido Parte, que es el partido del presidente” y remarcó que “éste señor estaba seguro que en el 2023 iba a haber unidad porque hay quienes tienen más que perder que otros, algunos pueden perder hasta la libertad”. “Fíjense el enorme sentido de responsabilidad de Cristina que aún sabiendo el riesgo personal que corre decide dar el debate al interior del FDT para construir un gobierno mejor. Es una pena que haya dirigentes que piensen que la unidad se puede construir a través del apriete”, concluyó.

“Si perdemos, algunos vamos a terminar presos”

El ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat fue el encargado de cerrar el encuentro y subrayó que “siempre una jornada de debate es necesaria para poner en la mesa las distintas visiones desde los espacios” y destacó el rol de la militancia en distintos momentos, enfatizando que “lo importante es mantener las convicciones, generar debates, pero tener en claro hacia dónde vamos”.

Continuando con el recuerdo del 2017 antes nombrado, aseguró que eran “poquitos” los que acompañaron a la vicepresidenta y que “Avellaneda era el único lugar donde se podían hacer las cosas porque nadie quería poner nada”.

Luego, retomó lo cuestionado por Santalla, pero con otra mirada: “No sé quién dio esa nota pero tiene razón, si perdemos algunos vamos a terminar presos, no se desde que lugar lo dice pero tiene razón de verdad. Tal vez otros vuelvan a dar clases en las universidades internacionales y otros volveremos al territorio donde nunca dejamos de estar, pero sufriremos las consecuencias de la persecución de los dirigentes populares a través de los medios, la justicia, ya sabemos lo que nos va a tocar”.

“Hay que construir unidad, hay una frase que dice unidad hasta que duela, pero lo que duele es la desunión. ¿Unidad para qué? para que nunca más vuelva el neoliberalismo a la Argentina, esa es la unidad que tenemos que construir y vamos a trabajar para cumplir con el mandato popular del 2019, pero con la obligación de construir el 2023 con un gobierno nacional y popular que profundice las políticas y que lleve a la Argentina a donde la tiene que llevar”, concluyó.

Tras el cierre, los militantes y dirigentes se quedaron en el lugar dialogando o compartiendo un almuerzo, mientras que Ferraresi, así cómo fue el último en llegar, fue el primero en retirarse. Tras su partida algunos integrantes de la jornada se quejaron de la frialdad del ministro durante su participación tanto en el escenario cómo al mantener contacto con los presentes.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*