Un oficialismo tensionado buscará aprobar la rendición de cuentas 2021

El Concejo Deliberante de Lanús llevará mañana al recinto para aprobar la rendición de cuentas 2021 de la administración de Néstor Grindetti. Se da en un contexto particular para el oficialismo local, tensionado ante la presión que impone el bloque radical como parte de la interna local Juntos. Del expediente se desprende que el Ejecutivo local gastó 17.999 millones de pesos el año pasado, unos 7.213 millones de pesos por encima de lo presupuestado, es decir un 66,8 por ciento.

El Legislativo local se transformó en la caja de resonancia de la interna que sostiene Juntos en el distrito. Tras las PASO que se dieron en las últimas legislativas, el radicalismo salió reforzado a nivel nacional y provincial y eso también se trasladó al distrito a pesar que en Lanús el PRO sacó la mayor diferencia entre las fuerzas de toda la tercera sección.

Desde ese momento la UCR reclama lugares de representación en el gobierno municipal que perdieron desde la salida de Emiliano Bursese de la secretaría de Desarrollo Social. Mientras que desde al rededor de Grindetti le recuerda que el actual concejal fue Presidente de Pami y es Juez de Faltas (un cargo vitalicio) gracias al Jefe Comunal.

Esto contexto de tensión llevó a que en las últimas sesiones el bloque radical presione por los temas que efectivamente salen aprobados y así tiró abajo un aumento para la categoría 13 de los municipales, destinada a la planta política, que tenían un plus por horas extra y que se traducía de dos formas, el pago de la campaña y un aumento para los concejales, porque es la categoría con la que se calcula su salario. El peronismo estaba en contra y el Sindicato de Municipales se había manifestado en contra.

Esta semana se repitió la situación con la rendición de cuentas. En algún momento se puso en duda su acompañamiento aunque desde el radicalismo lanusense contaron a El Termómetro que “no dejarían nunca sin rendición al Gobierno”. Mañana, los gastos 2021 llegan al recinto y se espera que sean aprobados, sin el acompañamiento del Frente de Todos, desde donde plantearán quejas a cómo y en qué se utilizaron los recursos locales.

Como ya adelantó este medio, el Ejecutivo municipal tuvo erogaciones por 17.999 millones de pesos, esto es 7.213 millones de pesos por encima de lo presupuestado para el año, es decir, un 66,8 por ciento más. Los dos principales gastos fueron los sueldos municipales, que se llevaron más de 5 mil millones de pesos, y la recolección de residuos con 2700 millones de pesos. En ese sentido, el área con mayores recursos fue Espacios y Servicios públicos (que incluye la recolección) con más de 4 mil millones de pesos, seguido por Desarrollo Urbano con 3.233 millones; y Educación con 2.488 millones de pesos en gastos, empujada fuertemente por el Servicio Alimentario Escolar, que ascendió a 1.386. La deuda municipal paso de 180 millones a 1287 millones de pesos.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*