En una sesión caliente el Concejo aprobó la Rendición de Cuentas

El Concejo Deliberante de Avellaneda trató este jueves la Rendición de Cuentas del periodo 2021 y pese a los cuestionamientos de la oposición, se aprobó con los votos del oficialismo. La sub ejecución y el reparto de los fondos fueron los ejes de los debates en el recinto.

La primera en tomar la palabra fue la concejal radical Silvia Diana quien enfatizó: “En el 2020 dijimos que el presupuesto de 13.893 millones de pesos era un dibujo y nos están dando la razón. Encima no nos dieron el expediente digital ni la documentación respaldatoria”.

Además, puso el foco en distintas áreas y programas que no ejecutaron. “Para las 98 viviendas programadas para Villa Vagón y para las 25 de Vélez Sarsfield no hubo ni un peso, el área de legal y técnica tuvo varios millones sin ejecutar con un boletín insuficiente y con convenios que se firman y no mandan al concejo. En defensa al consumidor todo el gasto fue a personal, en Salud quedaron 60 millones sin usar para personal, la secretaría de Educación dejó 70 millones sin usar”, enfatizó.

También señaló que “hay 270 millones de pesos en compras de terrenos y por el Concejo solo pasó el de Neira, en Comunicación el presupuesto era de 24 millones y se amplió a 139 y también le aumentaron el presupuesto al juzgado de faltas porque para cobrarle al vecino si se usó toda la plata”.

En tanto, por el oficialismo respondió Armando Bertolotto quien explicó que la fuerte suba correspondía a que “nadie presuponía que se iba a recaudar más”, aseguró que “los cambios de partida pasaron por el Cuerpo” y marcó que “lo grave sería que haya déficit”. Andréa Basile destacó las “230 viviendas entregadas en la comuna” y recordó políticas de la gestión del macrismo, cuestión que repitieron algunos de sus compañeros de bloque.

Por la oposición se sumó luego Maximiliano Gallucci quien recalcó que “los problemas son siempre los mismos y o son malos para hacer las cosas o las hacen mal intencionalmente” y sostuvo que “se pensaba recaudar 10 mil millones y se terminó recaudando 18 mil millones”. También enfatizó que “se le designó 0,1 por ciento a producción y 0,02 a comercio” y que “originalmente había un 4,8 por ciento del presupuesto a Seguridad y con las modificaciones terminó siendo de 3,6 por ciento del total”. En esa línea reclamó por la clave de acceso al Rafam y por limitar los poderes del ejecutivo para modificar el organigrama sin pasar por el Cuerpo.

Desde el Frente de Todos Nancy Guzmán remarcó el trabajo en materia de Seguridad del municipio y aseguró que “hay un abordaje integral con políticas públicas que hacen a la calidad de vida del vecino”. Luego de otros cruces y recuerdos de gobiernos anteriores, cerró José Alessi afirmando que “el tribunal de cuentas nunca tuvo observaciones significativas aún siendo particularmente riguroso con Avellaneda”.

Se procedió a la votación y se aprobó por 15 votos positivos, los del Frente de Todos, y 8 negativos, de los bloques de Juntos y Avellaneda Puede.

En lo que respecta al resto del temario de la jornada, se aprobó la destrucción de material de archivo, cuestión que también rechazó la oposición por “falta de información sobre cuáles son los archivos a destruir”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*