Casamiquela: “Varela tiene que salir del barro”

La referente de Florencio Varela, Florencia Casamiquela, quien militó históricamente junto a Florencio Randazzo y fue candidata a diputada provincial por ese espacio en la última elección comenzó a trabajar en Juntos, de la mano de Diego Santilli. En diálogo con El Termómetro aseguró que tiene “las mismas convicciones de siempre”, que el Diputado Nacional del Peronismo Federal está dedicado al trabajo legislativo y ella esta abocada al territorio, y destacó la visión común con el dirigente local, Pablo Alaniz.

“Yo estoy parada en el mismo lugar de siempre, con las mismas convicciones, digo lo mismo de siempre. Veo que el sistema político esta crujiendo, esta siendo atravesado por un sismo y eso nos impone la necesidad, a partir de los fracasos, de repensar y animamos a construir propuestas de futuro y no propuestas de pasado. Creo que no podemos resolver los problemas del presente con formulas del pasado que fracasaron rotundamente”, aseguró Casamiquela.

En referencia a su pase, planteó que “si la dirigencia política no tiene la valentía de empezar a tender puentes con quienes coincidimos con el rumbo del país en lo estratégico más allá de las diferencias y establecer reglas de participación y de debate, eso a mi me parece saludable para la Argentina y para el sistema político en general que debe tener una enorme responsabilidad en este momento que es muy complejo”.

Sobre la actualidad de Florencio Randazzo, afirmó “él es diputado nacional está abocado a su trabajo ahí, me parece muy bien, pero yo soy una militante territorial y me convocan agendas que están en el territorio” y en esa línea contó que hace varios meses está trabajando cerca de Santilli: “venimos hace meses en dialogo, pensando propuestas, líneas estratégicas, la provincia tiene todo para crecer, ponerse al frente de un proceso de reconstrucción y genere las fuentes de ingreso que necesita la provincia. No hay tiempo para la especulación o para el individualismo”.

También se refirió en duros términos hacia el presidente, Alberto Fernández, con quien compartió la campaña de 2017 que impulsó la candidatura de Florencio Randazzo a senador nacional por la provincia. “Alberto estuvo cerca de nosotros con un universo valorativo que estaba muy lejos de lo que hoy está expresando a través de su gobierno. Lo que yo veo es otra persona en ese momento, Alberto era una persona que creía que no había que golpear al sistema productivo, entendía la necesidad de darle legitimidad a los liderazgos, hoy lo agravian todos los días y él se deja agraviar. El presidente es ni mas ni menos quien debe definir el rumbo, en un sistema presidencialista si se agravia al presidente eso genera consecuencias en todas las decisiones del gobierno” afirmó.

En la misma línea insistió en referencia al Frente de Todos: “Es un espacio político que tiene la responsabilidad de gobernar en una argentina con el 50% de pobreza, y uno abre los diarios y hay un agravio permanente a la figura presidencial de su propio frente político, que hacemos los que no estamos en el Frente de Todos, o nos quedamos perplejos mirando ese espectáculo o nos decidimos a hacer algo, yo creo que hay que animarse a construir algo”.

Finalmente, Casamiquela habló de la situación de su distrito. “Hay una necesidad muy grande del pueblo de Florencio Varela de cambiar el rumbo, iniciar un proceso de transformación. Con Alaniz venimos de distintas historias políticas, pero compartimos una generación y en diferentes momentos nos hemos encontrado con las mismas preocupaciones. Hace mucho tiempo que venimos pensando cómo hacer de Varela un lugar mejor para vivir, necesita un proceso de transformación, que se de la apertura a la ciudadanía de a pie, que incorpore a ese varelense que esta cansado de llevar los zapatos en la mochila cuando se va a trabajar, que están cansado de que les roben, del barrio. Varela tiene que salir del barro”.

“En el día a día yo lo que veo es una distancia muy grande entre lo que le pasa al varelense de a pie y el gobierno. Su agenda tiene que ver con necesidades básicas insatisfechas. No hay agua, llega el verano y hay que vivir sin luz y sin agua; no pueden salir de su casa cuando llueve. Hay un proceso político que durante tantos años no pudo resolver esa problemática. Y es mentira que Varela es inviable”.

“El desafío que tenemos hacia adelante con Pablo (Alaniz), que compartimos una misma generación y la misma vocación de construir un proyecto político, es incluir al ciudadano de a pie, eso vamos a intentar y poner el corazón como lo hemos puesto siempre. Hay una tarea enorme para hacer en nuestro distrito, desde el lugar que a cada uno le toque”, cerró.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*