Garro y Grindetti se muestran juntos y meten presión a la interna PRO

Como había adelantado El Termómetro días atrás, los Jefes Comunales de Lanús y La Plata, Néstor Grindetti y Julio Garro, confeccionaron una alianza interna que intenta posicionarse dentro de la estructura del PRO en la Provincia. Buscan tener capacidad de decisión ante la presión que ponen desde la ciudad con Diego Santilli y, ahora, Jorge Macri.

Con aspiraciones distintas, ambos tienen un destino común de cara a 2023, estar sentados en la mesa que tome las decisiones para el territorio bonaerense. Salieron a hablar de construir un proyecto de estructura provincial para pelear 2023, una réplica del discurso que tenía Jorge Macri el año pasado, ahora socio de Larreta, pero con objetivos más claros. Públicamente ambos pidieron que los Intendentes tengan mayor protagonismo, pero ese es un punto macro.

De cara a las próximas elecciones, es claro el deseo de Julio Garro de reelegir como Intendente de la Capital provincial. Ahora que la modificación a la ley que lo impedía fue modificada por la legislatura, tiene el camino allanado, pero deberá correr a otros aspirantes, que aparecieron en el último tiempo como Daniel Lipovetsky.

En tanto, Grindetti tiene un tablero abierto ya que anunció que no renovará y eligió como sucesor a Diego Kravetz. En el panorama del ex ministro de Hacienda de la Ciudad aparece la posibilidad de acompañar una fórmula a la Gobernación, podría ser Santilli, de quien fue Jefe de Campaña en las pasadas legislativas. En su círculo íntimo piden esperar para posicionarlo ahí, no quieren atarlo a una postulación que no tengas chances de ganar en la Provincia, y si bien los comicios de medio término le dieron una victoria a Juntos saben que el peronismo hará hasta lo imposible en busca de retener la Provincia.

Hay otros dos lugares que interesan pero dependerá de las ganas de Grindetti de continuar en la vida política del PRO. Así consideran que una candidatura a senador bonaerense por la tercera sección electoral lo podría posicionar como la cara de la oposición, en caso de una derrota, o el hombre fuerte de la Legislatura del oficialismo, si ganan. También está la senaduría nacional por la Provincia, aunque muchos lo ven como un cargo casi de jubilación. Sin embargo el Intendente de Lanús es un hombre más ejecutivo que parlamentario.

En ese escenario de rosca, mientras Larreta construya a nivel nacional; con un Colo Santilli que todavía no hace pie solo en el territorio bonaerense, y con un Jorge Macri extremadamente cómodo en la Ciudad; los dos Jefes comunales vieron una oportunidad de avanzar sobre un espacio de cierta ambigüedad.

Así días atrás, con el comienzo de la temporada veraniega, militantes del Intendente platense pintaron a lo largo de la ruta 11 la consigna Garro – Grindetti (dicen que hubo un pequeño error ortográfico cuando escribieron el apellido del lanusense). Y esta mañana tuvieron y compartieron ambos en sus redes la primera foto conjunta que sella la alianza interna pensada para disputar los lugares de poder los próximos dos años.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*