Homenaje a NK: Alberto buscó revivir la mística kirchnerista

El Frente de Todos homenajeó al ex presidente Néstor Kirchner con un fuerte acto realizado en Morón, donde el único orador fue el presidente Alberto Fernández. En su discurso comparó una y otra vez las circunstancias políticas y económicas del 2003 con las actuales, y equiparó las batallas por dar, buscando volver a la épica que logró construir el santacruceño.

En el encuentro estuvieron todos los sectores que conforman o apoyan la alianza. La única ausente fue la vice presidencia, Cristina Kirchner, quién no suele participar de los homenajes al ex presidente. El estadio fue colmando por las principales agrupaciones del espacio como La Cámpora y el Movimiento Evita, hubo una fuerte presencia del gremio de Camioneros a las que se sumaron decenas de otros sectores  de menor volumen. 30 mil personas anunció el locutor del evento.

El discurso de Fernández se enfocó en trazar un paralelismo entre la actualidad y el momento que atravesaba el país en 2033 cuando asumió Néstor Kirchner, principalmente respecto a la deuda y la negociación que el gobierno lleva adelante con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Cuando Néstor llegó la argentina había sufrido la pandemia del gobierno de la Alianza, con crisis, desempleo, y había que poner de pie ese país que estaba profundamente lastimado. Había que recuperar el trabajo, recuperar la confianza en la política, decían que se vayan todos, pero no somos todos lo mismo. Se parece mucho porque en aquel entonces la pobreza se había profundizado, como vimos nosotros caer la economía por la política neoliberal que Macri aplicó en la argentina” sostuvo Fernández.

Y marcó que durante el gobierno de Mauricio Macri “se cerraron 23 mil empresas, la Argentina estaba en default cuando llegamos aunque no lo habían declarado, porque no podíamos pagar esa deuda de acreedores privados de 100 mil millones de dólares y recurrieron al FMI y nos arruinaron”. “Si algo tenemos de suerte es el bagaje de experiencia que tuvimos con Néstor para enfrentar esto” afirmó.

“Estas caras que veo acá reclaman más empleo, mas trabajo, mas producción, son las mismas caras que veíamos con Néstor en 2003 y son las mismas obligaciones que tenemos” dijo insistiendo una vez más con los paralelismos.

Respecto de la negociación con el FMI, lema también del encuentro “Primero se crece, después se paga” el Presidente dijo que si todavía no hay un acuerdo con el FMI es porque no se van a arrodillar. “A veces quisiera que los medios en vez de pedirme a mi le digan al fondo que se haga responsable del daño que hizo a la Argentina dando una deuda que no se podía pagar. No, nosotros no vamos a hacer un acuerdo que los postergue mas a ustedes y a los argentinos” afirmó.

“Voy a acordar con el fondo el día que sepa que eso no condiciona el futuro de la Argentina (…) Todo esto lo digo como lo digo porque tuve un maestro extraordinario que fue Néstor Kirchner, a su lado negocie con los acreedores privados y con el FMI” insistió.

Sobre el final de su discurso Alberto Fernández se refirió a la elección, algo que el presidente prefirió omitir durante la mayor parte de su discurso: “Lo que estamos viviendo no es un momento más de la Argentina, sino que país queremos construir, uno en el que todos estén incluidos, donde sean premiados los que producen y trabajan o queremos volver al país de la deuda y la acumulación. (…) Vayamos con toda la fuerza como siempre hicimos tenemos que convencer a cada argentino y cada argentina, porque el país que Néstor se propuso todavía está pendiente. Mi destino es terminar la tardea que empezó Néstor y siguió cristina, hacer una argentina justa libre y soberana”.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*