El oficialismo definió los nombres que acompañarán a Magdalena Sierra

Luego de varias semanas de definiciones, finalmente el oficialismo de Avellaneda cerró (casi) por completo la lista de precandidatos a concejales de cara a las PASO, con algunas sorpresas y enojos de quienes se quedaron afuera.

Como ya se había anunciado, la jefa de gabinete Magdalena Sierra será quién encabece la lista del Frente de Todos. Era algo que se sabía desde hace meses y la última semana fue confirmado por el propio oficialismo, restaba saber quiénes la acompañarían en la boleta.

El número dos es un histórico dirigente que ya tuvo su paso por el Concejo Deliberante y también supo estar enfrentado con la gestión de Jorge Ferraresi. Se trata de José Alessi, quien llega en nombre de un acuerdo con el Frente Renovador.

Tercera en la lista irá Andrea Basile, dirigente de La Gloriosa Pico que termina su primer mandato y es una de las que buscará renovar. El siguiente lugar será para Daniel Aversa, titular de la Unión de Municipales de Avellaneda (UMA) y hombre de la CTA. Como existe un enfrentamiento con el titular del Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda (STMA), Hernán Doval, Aversa es uno de los aliados de la gestión a la hora de cerrar acuerdos paritarios.

El quinto y sexto escalafón también responden a espacios que ya eran parte del Cuerpo. Marcela Caiafa, secretaria General del Sindicato de Amas de Casa irá por la renovación de banca y Santiago Pirolo ocupará el lugar de Juan Acosta como representante de La Cámpora.

La única duda gira en torno al séptimo lugar que le corresponde a una mujer y aún no está definido para que espacio será. El octavo también es para uno de los que terminan su mandato: Damián Degli Innocenti, hijo del histórico edil Jorge Degli Innocenti e integrante del Peronismo de la Esperanza.

Hasta acá son los lugares más importantes ya que se espera que por lo menos el Frente de Todos pueda meter siete concejales y que la candidatura de Sierra sea testimonial para seguir al frente de la gestión desde la jefatura de gabinete.

También podría haber lugar para uno más si se repite una gran elección como la del 2019 y esa banca sería para Jimena Olaciregui, dirigente de Kolina y que asumió un lugar en el Deliberante luego del fallecimiento de Hilda Cabrera.

De esta manera, Ferraresi cumplirá su promesa con los actuales ediles de renovar todas las bancas posibles y el único que se queda afuera es el dirigente del JP Peronismo Militante Alberto Medaglia.

Uno de los grandes heridos del reparto es el Frente Renovador local, que esperaba poder incluir en la lista a uno de los jóvenes que militan junto a Armando Bertolotto y Mónica Litza, lo que trajo un gran malestar. Enojo que es doble ya que ese lugar fue para Alessi, quien se despegó del massismo de Avellaneda desde hace tiempo y no terminó con una buena relación con el matrimonio antes mencionado.

Con casi todas las fichas sobre la mesa el peronismo local se prepara para el comienzo de la campaña con vistas a volver a ganar en el distrito y sobre todo, posicionar a Sierra de cara al 2023 para ser la sucesora de Alejo Chornobroff en la intendencia.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*