Zuleta Puceiro: “El sistema argentino no representa, no expresa, no elige a los mejores, pero funciona”

En la antesala al cierre de listas de cara a las PASO, El Termómetro Radio dialogó con el analista político y docente universitario Enrique Zuleta Puceiro, quién examinó el presente de los partidos en Argentina y las motivaciones de los votantes.

En primera instancia, señaló que las Elecciones Primarias se crearon “con la intención clara de reducir el número de partidos, racionalizar el sistema e imprimir una tendencia hacia dos grandes fuerzas políticas, impidiendo que los partidos chicos crezcan”.

Cómo consecuencia, explicó que cuando se leen las alianzas se ven muchos partidos repartidos en pocas fuerzas políticas. “El peronismo ha logrado juntar casi 30 partidos, ¿son partidos, siglas, sellos de goma? Algunos sí, otros no”, detalló.

Y añadió: “Vivimos un presente donde los partidos tradicionales conviven con una algarabía multicolor absolutamente irresponsable, pensando en que un partido requiere una declaración de principios, una base de acción política, una plataforma, un local, afiliados, un padrón y eso ha desaparecido”.

También remarcó que si bien por un lado hay “una política plural muy abierta y muy participativamente”, de vez en cuando “en las elecciones se polariza y se convierte en dos grandes fuerzas políticas”. En ese sentido, sostuvo que “la gran cuenta pendiente es lograr un sistema más representativo que exprese mejor la geografía política real de Argentina”.

“Si uno mira la geografía política de América Latina, Argentina tiene el sistema más robusto y más fuerte de todo el continente. Es un sistema que no representa, no expresa, no elige a los mejores, que no contribuye a casi ninguna de las funciones de los partidos políticos, pero funciona. El sistema chileno, el peruano y el brasilero no funcionan, el argentino y el uruguayo si. Insatisfecho, furioso, con bronca, pero funciona”, sentenció,

Consultado por cuáles son las motivaciones de la gente a la hora de elegir a un candidato o partido, afirmó que “hay distintos grupos de gente y hay motivaciones distintas” y que “el voto es el resultado de una serie de fuertes que cambian de importancia”. También marcó que “cuando hay polarización, hay tanto voto en rechazo como positivo”.

Siguiendo con el análisis, consideró que “la ideología perdió mucha influencia y van a pesar más los candidatos que las ideas y las propuestas”. “El carácter, la capacidad de hacerse cargo, de estar presentes, van a ser más importantes que la inteligencia. Algunos están trayendo celebridades cómo Ricardo López Murphy que pone de número dos al marido de Pampita (Roberto Garcia Moritán)”, criticó.

“Hay una revolución desde la demanda, la gente no cree en nada, la política ya no te trae principios, ideas, ni proyectos, eso lo tiene la gente y la gente no perdona, hay una demanda que presiona a la oferta y esta tiene que acomodarse”, añadió el académico.

Y cerró: “Llama la atención cómo se empobrece el factor de propuesta y queda reducido a cero y eso demanda una propuesta que supere ese empobrecimiento. Por eso surge gente cómo Facundo Manes que habla de otras cosas. Él tiene muchas ganas, pero a la política se entra por invitación”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*