Cristina en Lomas: “En 2015 éramos más felices”

La vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, y el Gobernador bonaerense, Axel Kicillof, encabezaron, junto al intendente local, Martín Insaurralde, el acto de entrega de 10 mil tablets, adquiridas por el Municipio, en el marco del programa Conectar Igualdad. Hubo loas al programa lanzado por la ex presidenta en 2010 y un constante análisis contra factico a “cómo podríamos haber atravesado la pandemia y la virtualidad en la escuelas” si el plan no se hubiese cortado durante la administración de Mauricio Macri. Una Cristina distinta a la del acto en La Plata habló casi cuarenta minutos de sus gestiones y sentenció: “en 2015 éramos más felices”.

“Un día como hoy hace seis años en la casa de Gobierno, entregábamos la computadora número 5 millones del programa Conectar Igualdad, íbamos a terminar con 5.400.000 porque seguimos entregando”, recordó la Vicepresidenta al cerrar al acto y consideró al programa “una verdadera revolución, en muchos hogares era el primer instrumento tecnológico que llegaba a la familia” y puso como ejemplo al trapero L-Gante que usó una de las netbook que le habían dado en la escuela para componer una de sus canciones más exitosas. Y repitió lo que ya le había dicho a una de las docentes invitadas a participar del acto: “los derechos universales siempre sirven”

Cristina, al igual que hizo Kicillof en su momento, se preguntó qué hubiese pasado “si hubiésemos continuado con el conectar igualdad qué diferente hubiesen sido las clases virtuales”. Y consideró que la pandemia puso “patas arriba” a todo el mundo pero que “Argentina ya estaba patas para arriba cuando llegó la pandemia, estábamos endeudados como nunca”.

Mucho más crítica de la oposición que en su última aparición pública, la ex presidenta consideró que algunos dirigentes opositores “en el fondo no creen en la Argentina y no quieren a la argentina. Se quien ir del país y no pueden. O capaz hacen tanta plata que quieren dejar las cosas así como están”, y lanzó: “son tal las cosas que dicen que creo que odian a los argentinos” .

Tras un mensaje optimista sobre el contexto sanitario en el cual aseguró que “vamos a salir”, la ex Mandataria hizo un repaso sobre algunos puntos de su gestión, con un foco en el plan cunita (Sobre el cual un Juez falló en la semana recriminando al Gobierno de Macri por no haber repartido los insumos), del cual contó algunas anécdotas personales y sobre el préstamos al Fondo Monetario Internacional. “No tengo dudas que en el 2015 éramos más felices de lo que vino después”, sentenció.

Por su parte el Gobernador aprovechó la actividad para volver a apuntar a “los medios” y la oposición por la “politización de la pandemia” y repitió (casi textual) lo que había compartidos minutos antes en sus redes sociales:

“Hay que estar a la altura de la pandemia más grande de esta historia. Por eso invito a la oposición a terminar con estas operaciones. Si no tienen nada que aportar dejen de hinchar”, manifestó Kicillof.

Cabe señalar que el acto, organizado por el municipio fue para la entrega de 10.000 tablets a alumnos y alumnas de 6° grado de escuelas públicas y con subvención estatal de Lomas de Zamora. Insaurralde hizo hincapié que fue el Municipio quien decidió hacer la inversión lo mismo que para recuperar la conexión de internet en las escuelas del distrito, a lo que Kicillof tuvo que excusarse diciendo que están trabajando en medidas similares pero que la Provincia las anuncia cuando estén implementadas, porque “los vecinos están cansados de la promesas que no se cumplieron en la gestión anterior”.

En una línea similar a los discursos que tendrían Cristina y Kicillof, Insaurralde abrió el encuentro buscando hacer una diferenciación entre las fuerzas políticas: “En los medios todos los días se habla de políticos y Gobiernos que son todos lo mismo y la verdad es que no somos todos lo mismo”. Recordó como Macri terminó con el plan Conectar Igualdad, impulsado por Fernandez de Kircher y dijo: “tuvo que venir este Gobierno para que Alberto y Cristina vuelvan a lanzar un plan”.

La misma comparación hizo con la salud, y apuntó directamente a María Eugenia Vidal: “en 2015 la antecesora de Axel, la ex orgullosamente bonaerense María Eugenia Vidal vetó una ley que expropiaba un hospital vecinal para incluirlo en el sistema bonaerense. Nosotros nos hicimos cargo, yo me atendí ahí y gracias a eso pudimos aportar un hospital moderno para enfrentar la pandemia”, completó el Intendente que, con la misma lógica contra fáctica que las dos personas que hablarían posteriormente, se preguntó: “con los intereses del Fondo Monetario cuántos hospitales hubiésemos construido, cuantas tablets se hubiese podido entregar”.

Y para marcar la diferencia con la oposición, Insaurralde sentenció: “nosotros no vinimos a ajustar”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*