El uso de terrenos fue nuevamente motivo de disputa en el Concejo

El Concejo Deliberante de Avellaneda realizó una nueva sesión ordinaria en la que se aprobó un convenio entre Ferrosur Roca y la Municipalidad para el uso por parte de la comuna de terrenos que posee la empresa, lo que trajo un gran malestar por parte de la oposición.

“En el expediente no se define cual es el acuerdo, solo que se cede el espacio. Además es solo por dos años, ya que se le acaba la concesión a esta empresa privada que explota la licencia del servicio ferroviario. El Municipio se compromete a no obstruir el funcionamiento de Ferrosur, con lo cual no es una concesión sino solo el uso de una parte por dos años”, expresó el presidente del bloque de Juntos por el Cambio Sebastián Vinagre.

Además, subrayó que en el expediente “el Municipio se compromete a hacer gestiones con el Gobierno nacional para que le vuelvan a ceder esos terrenos a la empresa” y que se establece “una cláusula de confidencialidad cómo si hubiera algún tipo de información que esconder”.

En esa línea, señaló que “hay una condonación millonaria por tasa de servicios de Seguridad e Higiene”, a lo cual la edil Silvia Diana especificó que se trata de “72 millones de pesos”. Por último, desde el bloque consideraron que “se trata de sentar las bases para una posible transferencia de esas tierras al municipio”.

Cabe destacar que la ordenanza también establece que los terrenos cedidos se destinarán para actividades sociales y culturales vinculadas a la urbanización y avance del plan Nueva Centralidad, incluyendo la reubicación de los habitantes que se encuentran dentro de los predios de Kilómetro Cinco. Sin respuesta del oficialismo, fue aprobada por mayoría.

Por otro lado, se aprobaron de forma unánime dos proyectos presentados por el oficialismo sobre tablas, uno para autorizar al ejecutivo a pedir un préstamo al Banco Provincia para la compra de equipamiento vehicular y médico y otro para condonar deudas y eximir tasas de Seguridad e Higiene, Servicios Generales y Derechos de Publicidad y Propaganda a escuelas de danzas.

Luego se convalidó un acuerdo entre YPF y la comuna bajo el título de “Discrepancia Surgida de la forma de determinar la tasa de Seguridad e Higiene abonada a la Municipalidad”, en el que la empresa abona una parte de la deuda que mantiene con la comuna. Desde JxC se opusieron argumentando que en el expediente no se aclara el estado de los juicios, el monto total de la deuda y bajo qué concepto se abonan 36 millones de pesos.

También se aprobó por mayoría un convenio entre la Universidad Arturo Jauretche (UNAJ) para la formación de trabajadores y trabajadoras interesados en la temática de gobierno y la autorización de un acuerdo con la empresa Raizen, que entrega en comodato gratuito dos tanques de agua para ser utilizados por AySA en una obra en Villa Inflamable.

Juntos por el Cambio se opuso al primero argumentando inconsistencias ya que “el proyecto primero dice que es gratuito para el Municipio, pero después dice que tiene que hacerse cargo de algunos gastos”.

En cuanto a los tanques, Vinagre aseguró que “no se establece cuál es la obra de agua en Villa Inflamable” y que “no es un lugar habitable según la Corte Suprema de la Nación por su alto nivel de contaminación”. Cómo respuesta, el edil del oficialismo Juan Acosta aclaró que “los estudios en el lugar continuaron y se estableció que hay zonas que si son habitables” y que ahí se van a dar las obras.

Para finalizar, se elevaron distintas comunicaciones de Juntos por el Cambio al ejecutivo cómo el pedido de que bares y restaurantes incluyan una carta en sistema braille y otro para poner fin a los carros empujados por niños y animales.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*