Kicillof inauguró una nueva alcaidía en Florencio Varela

El Gobernador Axel Kicillof, junto al intendente Andrés Watson; el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis; y su par de Justicia y Derechos Humanos de la provincia, Julio Alak, inauguró, en Florencio Varela, una nueva alcaidía, dos hospitales modulares para el Complejo Penitenciario y un Centro de Aislamiento Sanitario.

La construcción del edificio, que había sido paralizada en 2019, cuenta con cuatro pabellones en cada uno de sus módulos con espacio para alojar a 128 personas. Además, posee un salón de usos múltiples, guardias externa e interna, patio, cocina y espacios de sanidad. Para su funcionamiento además se incorporaron 100 nuevos guardia cárceles y siete oficiales.

Esta obra se enmarca en el Plan de Infraestructura Penitenciaria Provincial que con una inversión de 800 millones de pesos, tiene como objetivo llevar adelante la construcción de 5 nuevas unidades y 10 alcaidías, para alcanzar así las 12 mil nuevas plazas que descongestionen el sistema penitenciario bonaerense.

También, pusieron en marcha un Centro de Aislamiento Sanitario (CAS) y dos hospitales penitenciarios modulares que poseen 24 y 48 plazas, respectivamente. Estas unidades cuentan con consultorios de cardiología, urología y traumatología, además de equipamiento para facilitar la evaluación diagnóstica de los reclusos sin necesidad de que sean trasladados.

Al momento de hablar, Kicillof afirmó: “Desde que empezamos nos encontramos con una situación terrible y por eso llegamos a la conclusión de que había que darle una solución de fondo al problema penitenciario de la provincia de Buenos Aires”. Y agregó: “No se trata de cosechar votos, se trata de resolverle los problemas a los y las bonaerenses. Nosotros no somos de la escuela del marketing político, somos de la escuela de los hechos y de la transformación de la realidad y para eso hacemos política”.

Por su parte, el jefe comunal de Varela remarcó: “Estamos inaugurando 128 nuevas plazas con una proyección de ampliarlas a 300 próximamente, apuntando a que quienes deben cumplir una condena lo hagan con la perspectiva de reinsertarse en la sociedad”.

En tanto, el ministro de Nación Gabriel Katopodis aseguró que “hay temas que hace muchos años estaban sin solución en la Provincia y que necesitaban ser transformados de raíz, con decisión política y una visión clara. Esta es la señal que enviamos hoy con las obras que estamos inaugurando”.

Finalmente,  Julio Alak también hizo hincapié en las condiciones en las que estaba el sistema penitenciario de la Provincia cuando asumieron y aseguró: “Tenemos el objetivo de sacar a los detenidos de las comisarias y que tengan un lugar específico como son las alcaidías. Por eso, apuntamos a terminar las obras paralizadas y hoy es un día para celebrar este paso tan importante para mejorar la seguridad ciudadana de la provincia de Buenos Aires”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*