Piden la Emergencia Gastronómica: “no podemos aguantar así hasta fin de año”

Cámaras gastronómicas bonaerenses empujan en la Legislatura una ley de emergencia para el sector como medida de apoyo para subsistir en medio de la baja de facturación por la pandemia. Piden eximición en ingresos brutos, devolución de saldos a favor para pagar otros tributos y flexibilización de algunas de las medidas restrictivas, especialmente el cierre de fin de semana. “No podemos aguantar así hasta fin de año”, aseguran.

En diálogo con El Termómetro Turno Tarde, por FM Secla, Nanci Gentilezza, secretaria de la Cámara de Gastronómicos de Lanús, explicó la delicada situación que atraviesa el sector en el distrito y la Provincia: “La situación es muy complicada, necesitamos la ley (…) Está situación no complica solo a los dueños de los comercios, también a los empleados. En Lanús damos empleo a 2500 trabajadores que ven mermados sus ingresos por la falta de clientes, en el caso de los camareros un 35 por ciento de su sueldo de bolsillo son las propinas, y con esto de tener semi abierto, porque con Take Away y delivery no nos alcanza y ellos ven mermados sus ingresos”.

En ese sentido, la dueña de un local gastronómico del centro del distrito contó que “el delivery o Take Away sólo nos representa un 15 o 18 por ciento de nuestra facturación en períodos normales, sin estas restricciones de horario. Algunos podemos trabajar hasta los 19, pero a los locales que tienen cena los mata”.

“El tema nos afecta a todos, porque aquellos que antes venían a tomar un cafe y después salían para una cervecería o café hoy optan por uno u otro lugar, por este impulso que estamos tratando de hacer para que salgan a comer más temprano, porque a las 19 ya no pueden estar en la calle”, agregó Gentilezza.

Sobre este punto, la secretaria de la Cámara Lanusense contó que con la reducción horaria “estamos en un 40 por ciento o en el mejor de los casos un 50 por ciento de la facturación”, y consideró que el cierre de fines de semana fue “la estocada final”.

Asimismo, entiende que el sector no puede esperar a una reactivación en el último trimestre del año como pasó en 2020: “No podemos aguantar así hasta fin de año. Nos endeudamos con proveedores, servicios, municipios y Provincia. Estamos en planes de pagos y tuvimos que adecuar nuestros locales con un gasto muy grande”, y pidió por la salida de la Ley de Emergencia.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*