La pelea por las bancas de la Tercera

En dos meses tendrán que estar presentadas todas las listas que competirán en la próxima elección legislativa. Si bien el corrimiento del calendario electoral les da más tiempo a los espacios políticos para la discusión puertas adentro el tema ya está sobre la mesa. Las bancas para diputados provinciales por la Tercera sección electoral serán de las más discutidas. Allí se podrá en juego en el Frente de Todos, el peso de los intendentes, las aspiraciones de La Cámpora, los pedidos del Frente Renovador y el intento de los movimientos sociales por ocupar un lugar; y en Juntos por el Cambio se dirimirá la interna entre el vidalismo, los Dorrego, las intenciones de Patricia Bullrich, la UCR y la pata peronista.

Por la tercera sección electoral, la provincia de Buenos Aires elige 18 diputados provinciales. Diez de esas bancas hoy se encuentran en manos del Frente de Todos, cuatro son de Juntos por el Cambio, dos de Cambio Federal, una del bloque unipersonal 17 de octubre y una del Frente de Izquierda.

De las diez bancas del Frente de Todos seis están en manos de los intendentes, dos son del Frente Renovador y dos de La Cámpora. En el paquete de los jefes comunales, que buscarán mantener al menos el número, está el presidente de la Cámara de Diputados y hombre de Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Federico Otermin, quién termina su mandato y es número puesto para renovar la banca, incluso encabezando la lista; otro distrito que sin dudas tendrá un lugar entre los primeros es La Matanza, hoy representada por María Laura Ramírez. Uno de los nombres con altas chances de renovar, aunque no entre los primeros lugares de la nómina, es el del ex intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra. Además, el intendente ultra kirchnerista de Ensenada, Mario Secco buscará mantener la banca de Susana González y el jefe comunal de Almirante Brown, Mariano Cascallares, hará lo propio con la que hoy ocupa María Cristina Vilotta. Finalmente, entra en duda que ocurrirá con Fabiana Bertino, oriunda de Esteban Echeverrí y propuesta en su momento por Fernando Gray pero luego distanciada a partir de la decisión del intendente de enfrentarse a Máximo Kirchner por la conducción del PJ.

El Frente Renovador tiene dos representantes; Nicolás Russo de Lanús y Jorge D´Onofrio, oriundo de Pilar (Primera Sección) pero que en 2015 obtuvo la banca por la Tercera. En este caso se abren varias alternativas. Russo es el candidato de Massa para competir por la intendencia de Lanús, por lo que intentará que encabece la lista de concejales, disputada también por La Cámpora que busca imponer a Julián Álvarez y por el Movimiento Evita con Agustín Balladares. Si el presidente del Club Lanús no encabeza la lista local y no hay PASO, entonces es probable que Massa busque la renovación para él de la banca. En el caso de Jorge D´Onofrio hay una frase que se repite “Massa le va a pagar”, las opciones son dos, buscar la renovación en diputados o ir por la senaduría por la Primera Sección.

La Cámpora tiene dos nombres de peso, el del presidente del bloque, Facundo Tignanelli, quién renovará su banca y el de Mariana Larroque. La Cámpora buscará además un lugar para un referente de la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, hoy sin representantes en el legislativo.

A estos nombres hay que sumar la intención de los Movimientos Sociales de empujar, principalmente a través de la fusión entre el Movimiento Evita y Somos Barrios de Pie, lugares para hombres y mujeres de su espacio en las nóminas provinciales.

Por su parte, Juntos por el Cambio tiene tan sólo cuatro bancas propias que se ponen en juego en la tercera; ese número se da porque tres de sus legisladores luego de haber llegado por la lista de Cambiemos en 2017 se apartaron y formaron sus propios bloques (Cambio Federal y 17 de octubre).

De los cuatro legisladores, dos son oriundos de Lanús, Adrián Urreli y Gabriela Besana, sin lugar a dudas, Néstor Grindetti tendrá peso a la hora del armado de listas, es el intendente de mayor peso de Juntos por el Cambio en la tercera y se ha consolidado como el referente de la región. Pero el poder de la lapicera lo discutirá también el ex intendente de Quilmes, Martiniano Molina, quién pese a aspirar a una diputación nacional, sabe que sus mayores posibilidades están en ser candidato en la legislatura bonaerense y peleará, en ese caso, incluso por encabezar la lista; Quilmes hoy tiene un diputado que termina mandato, se trata de Guillermo Sánchez Sterli, con pocas chances de renovar. Finalmente, termina su mandato Maricel Etchecoin Moro, referente de la Coalición Cívica, que peleará por mantener la banca.

Finalmente, están en juego las bancas de los dos legisladores de Cambio Federal, Fernando Pérez y María Elena Torresi; quienes pese a estar en otro bloque tras haber participado en la última elección del espacio encabezado por Roberto Lavagna hoy disputan espacios dentro de Juntos por el Cambio; y la del bloque 17 de noviembre, de Mario Giacobbe, con pocas posibilidades de retener la banca.

Por último, se pone en juego la banca que hoy tiene el Frente de Izquierda en manos de Claudio Dellacarbonara. En este caso habrá que ver si logran pasar el piso del 5,5% de los botos para tener un legislador. Hay quienes creen que ese espacio podría ser ocupado por alguno de los partidos libertarios.

Cabe destacar que de fracasar la intención de los jefes comunales del peronismo de modificar la ley que pone un tope a la reelección de intendentes, legisladores, concejales y consejeros escolares; algunos de estos dirigentes no podrán renovar la banca. Tal es el caso de los diputados Fernando Pérez, Mario Giacobbe y María Elena Torresi.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*