Para CICOP las medidas anunciadas por el gobierno no alcanzan

Desde e gremio de profesionales de la salud manifestaron su disconformidad con la decisión, tanto del gobierno nacional como el provincial, de no profundizar las restricciones en el marco de un sistema de salud que se encuentra en máximo tensión.

En diálogo con El Termómetro, Guillermo Pacagnini, Secretario General de CICOP explicó que “la segunda ola a diferencia de la primera nos encuentra con una apertura indiscriminada desde el inicio más allá de los cierres muy parciales, insuficientes y tardíos. Lo que implica una presión muy importante dentro del sistema de salud, que además tenía abierta adentro del sistema todo tipo de atención”.

A lo que suma que no se tomaron medidas para solucionar los problemas estructurales del sistema de salud que se agudizaron con la pandemia, que dijo son las de siempre, la fragmentación del sistema, el desfinanciamiento y desjerarquizacion del personal de salud en cuanto a salarios, dotación de personal, etc. “esos problemas se emparcharon el año pasado” aseguró, aunque destacó que la diferencia a favor tiene que ver con la vacunación de  gran parte del personal de salud.

Pacagnini aseguró que ya le comunicaron al gobierno provincia que para el gremio las medidas anunciadas no alcanzan y que ya había planteado en el comité de crisis que se necesitaban mayores cierres y restricciones.

“Se generaron expectativas, se abrieron debates con un claro tinte electoralista con sectores que ya los conocemos, aperturistas, insensibles con la salud de la gente para mantener sus ganancias; pero el problema es que el gobierno critica y después no hace, sorprendió, incluso porque algunos esperaba un poco mas de restricciones” cuestionó.

El dirigente de CICOP explicó que hay que cerrar por dos razones, porque restringir permite salvar la vida de la gente y para bajar  la presión en el sistema de salud; teniendo en cuenta que sólo el 2% de la población está vacunada con las dos dosis, y alrededor del 15% con uno, por lo que la inmunidad colectiva está muy lejos.

Desde el gremio evalúan que el gobierno no tomó las medidas que debió tomar “porque hay que poner plata” y  “porque no podes poner  a la gente en el falso dilema de hacer un aislamiento y que por ahí pierda el trabajo, que le bajen el salario o morirse de hambre porque no tiene trabajo”. “Hay que hacer una fuerte inversión en ese sentido. Hubo pasos hiper parciales, lejos de hacer medidas universales y suficientes, entonces estamos complicados”.

Consultado por la baja de casos de las últimas semanas y el optimismo de algunos dirigentes por estos números, Pacagnini consideró que el numero siga bajando es una especulación basada en modelos matemáticos pero que la medicina y la salud no son una ciencia exacta, porque hay otros factores. En ese sentido ejemplificó  que en la primera ola el número de casos nunca terminó de bajar fuerte y se convivió con una meseta alta “yo no sería optimista porque está bajando” afirmó y agregó “algunos dicen que lo más difícil va a ser mayo, puede ser, pero es probable que persista un nivel de casos altos porque hasta que no se tomen medidas a fondo no va a bajar rápidamente”.

Finalmente aseguró que el gremio va a insistir con medidas como la liberación de las patentes de la vacuna y su producción pública masiva; con la necesidad de implementar mayores restricciones y el financiamiento de esas medidas y en la incorporación de personal, que se ha reforzado pero no alcanza “necesitamos mayor cantidad y mayor formación, por lo tanto también mayor inversión, plata hay, hay que ir a buscarla y ponerla donde corresponde” cerró.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*