Pese a los pedidos de cierre total Kicillof mantuvo las medidas de Alberto

Pese a que durante toda la semana el gobernador y su equipo de salud había insistido en que era necesario un cierre estricto por 15 días, Kicillof mantuvo con mínimas diferencias la decisión de Alberto Fernández y anunció un conjunto de medidas sociales y económicas para mitigar los efectos de las restricciones.

Durante la conferencia de prensa que brindó este viernes por la noche, el gobernador dijo que pese a que consideraron la posibilidad de aplicar “mayores cuidados” la provincia va a adherir a al DNU nacional que mantiene las mismas restricciones que los últimos 15 días. Sólo agregó que los comercios que no son esenciales deberán atender fuera del local comercial y que se harán controles en los ingresos a la provincial, especialmente los provenientes de la Ciudad de Buenos Aires.

“La provincia va a adherir al decreto y a las medidas anunciadas por el presidente que se basan en criterios epidemiológicos (…) Estas definiciones nos permiten continuar con nuestro sistema de fases que tiene en cuenta indicadores muy similares. Como muchos escucharon consideramos la posibilidad de aplicar mayores cuidados. Quiero dejar esto claro La provincia va a respetar el DNU del presidente, vamos a respetar la ley porque de este modo funcionan las instituciones y la democracia. Estamos en una pandemia, una emergencia no es momento de forzar discusiones sobre federalismo o autonomía” sostuvo Kicillof.

Luego detalló la situación epidemiológica de la provincia. Informó que el 15 de marzo había 3 mil casos y que un mes después, el 15 de abril había 12 mil; que el 24 de marzo tenían ocupadas 600 camas de terapia intensiva y un mes después 1600, “esto es muy distinto a la primera ola” dijo y agregó “hoy estamos en 1618, quedan libres aproximadamente 800 públicas y privadas, hay un 76% de ocupación, en la primera ola no pasamos de las 1250”.

Para el gobernador estos “son niveles de absoluta saturación del sistema” aseguró al tiempo que aclaró que, aunque en los últimos días hubo un pequeño respiro por las medidas que se tomaron y la curva paró de crecer y ahora se esta notando un leve descenso “con eso no alcanza de ninguna manera”. “Este nivel de casos es inadmisible, no podemos vivir al borde del colapso. Y todavía no vivimos el cambio de temperaturas invernales. No podemos permitirnos entrar al invierno con este nivel de casos (…) No estoy dispuesto a vivir con cientos de muertos por día” afirmó.

Además, explicó que se va a implementar definitivamente un sistema de multas al que deberán adherir los municipios, que son los encargados de la fiscalización y de imponer las multas que pueden llegar a 4,3 millones de pesos.

Finalmente anunció un paquete de medidas a nivel social y productivo para mitigar los efectos de la pandemia que involucra una inversión por parte del gobierno provincial, junto al Banco Provincia, por más de 70 millones de pesos.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*