Pese al jueves Santo sesionó el HCD de Varela

Durante la mañana del  jueves y pese al feriado por semana santa y el inconveniente con el servicio eléctrico, el Honorable Concejo Deliberante de Florencio Varela, casi sin sobresaltos realizó la tercera sesión ordinaria del año. 

En menos de 25 minutos los veinte ediles que se hicieron presentes en el recinto, en la víspera del 2 de abril, además de homenajear  a los ex combatientes, veteranos y mujeres que participaron en la guerra de Malvinas, llegado el momento de votar  aprobaron una serie de expedientes, entre ellos una serie de  decretos municipales que convalidan la rescisión y convalidación de contratos de ventas de inmuebles; el alcance de la ordenanza para la creación de la Casa de Folklore y el acuerdo de ayuda financiera entre el Ministerio de Hacienda y Finanzas de la Provincia y la Municipalidad de Florencio Varela, otorgado en en el marco de la emergencia sanitaria y con el objetivo de menguar los efectos de la pandemia.

En tanto, el punto sobresaliente de la jornada fue la aprobación de un proyecto de comunicación, impulsado por el bloque oficialista y que contó con el apoyo de todos los  bloques, a través del cual “repudian enérgicamente”  toda práctica de agresión y escraches ya sea por razones políticas o  ideológicas. Si bien durante la sesión ni los concejales ni el texto que fue leído por la Secretaria, aclaraba a qué se debía la decisión, luego se pudo saber que surgió como respuesta al ataque sufrido por Luis Genoud, ex ministro de Seguridad de la provincia, por parte de algunas agrupaciones de DDHH.

Fue hacia el final de la sesión,  y luego de un desarrollo con escasa intervención de los y las ediles, en donde hubo un pequeño e inesperado cruce entre dos concejalas y la presidenta del HCD, Laura Ravagni, que incluso continuó una vez finalizada la sesión.  Al momento de aprobar los expedientes de decretos que pasan al archivo,  Gabriela Mancuello, presidenta del bloque Unión por el Diálogo en Cambiemos,  y Marcela Ochs,  de Consenso Federal, se manifestaron en contra del archivo del expediente, creado en 2016, que proponía la declaración de la emergencia en violencia de género.  Cuando ambas intentaron dar su posición al respecto, Ravagni- que además calificó lo sucedido como una falta de respeto al resto de los concejales- las interrumpió y les objetó que ese reclamo debían haberlo hecho durante la reunión de labor parlamentaria y no en la sesión. Por su parte, Cristina Fioramonti – presidenta del bloque de Unidad Ciudadana, también participó de la discusión y las mandó a “leer los informes que surgen de las reuniones de labor parlamentaria y les recordó que deben “respetar lo que allí se acuerda”. 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*