Brardinelli: “Si no hay garantías para comenzar las clases hay que tomar la virtualidad”

De cara al inicio de clases el próximo lunes, la presidenta del Consejo Escolar de Quilmes dialogó con El Termómetro y aseguró que el criterio a nivel provincial y también local es que si no están dadas las condiciones para la presencialidad se comenzará con clases virtuales. Además, dio detalles sobre la entrega de insumos que están llevando adelante.

“De una manera u otra todas las escuelas van a comenzar las clases” sostuvo la presidenta del Consejo Escolar de Quilmes y explicó que según las condiciones de cada escuela las clases se dictarán de forma virtual, semi presencial o con una presencialidad total.

“Venimos acompañando a la mayoría de las escuelas en sus dificultades o en sus necesidades, de higiene, de provisión de alcohol, barbijos, todo esto forma parte del ámbito de trabajo del consejo escolar, así como parte de la infraestructura” explicó y aclaró que desde el Consejo Escolar no tienen la precisión de cuantas escuelas no tendrán el lunes clases presenciales y que a ellos les corresponden las tareas relativas a personal auxiliar, infraestructura y provisión de elementos de higiene.  Sobre este último punto Brardinelli detalló que por una demora por parte de los proveedores recién en estos días se está haciendo entrega de los insumos a los establecimientos educativos. Según indicó estos inconvenientes tuvieron que ver con la centralidad a la hora de la compra de insumos por parte de la provincia que lo hizo a través del convenio marco, lo que da más transparencia, pero que generó mayores demoras.

“El criterio de la Dirección General de Escuelas y localmente es que si no hay garantías para comenzar las clases hay que tomar la virtualidad” afirmó al tiempo que remarcó que igualmente todas las escuelas de Quilmes que estén en condiciones van a empezar las clases de manera presencial “la salud de los chicos es lo primero, y la educación va a la par” aseguró.

Brardinelli explicó que por “la pandemia y durante la época que estuvimos más aislados afectaron a las escuelas como a toda la sociedad, si bien las teníamos sin niños durante mucho tiempo estuvimos aislados, cuando pudimos empezar a trabajar muchas empresas no estaban trabajando o porque no estaban en condiciones o porque no tenían el personal, y cuando se aceleraron las cosas durante meses no teníamos corralones por lo que no se conseguía material” y contó que “durante el año pasado se desarrollo el programa Escuelas a la Obra y en eso estamos implicados, mas de 60 escuelas se arreglaron, pero si pensamos el estado en que encontramos las escuelas, la poca información y documentación que encontramos, remontar esto fue muy difícil, con nuestro equipo no dejamos de trabajar nunca, hicimos guardias. Es muy difícil remontar un estado de infraestructura de cómo encontraos las escuelas, en especial de los últimos cuatro años, pero de muchos años antes también”.

Finalmente sostuvo que están respondiendo a la mayoría de las necesidades, pero que hay cosas que los exceden, como zonas del distrito que tienen baja presión de agua, en ese caso puntual explicó que se está reclamando a Aysa, pero hasta que no se terminen las obras del rio subterráneo es difícil de resolver, y que para esos casos se están repartiendo bidones.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*