Arranca el juicio por el femicidio Laura Rivero y su hijo

Mañana, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Lomas de Zamora comenzará a juzgar a Marco Antonio Lasserre de 42 años por el hecho femicidio de Laura Silvana Rivero de 13 puñaladas y de su hijo de seis años de otras 16, ocurrido en 2019. Piden cadena perpetua para el acusado.

El hecho ocurrió el 3 de abril de 2019, cuando Rivero, acompañada por su hijo, visitó a Lasserre en su vivienda de Parque Barón. Según pudieron determinar los pesquisas, la pareja mantenía una relación desde hacía alrededor de cuatro meses y era habitual que la mujer concurriera a la casa del vigilador privado.

En la reconstrucción del hecho por parte de los investigadores suponen que se inició una fuerte discusión entre ambos cuando ella le dijo que quería terminar el vínculo que mantenían. Desquiciado, Lasserre mató a cuchillazos a madre e hijo y comenzó a pedir ayuda a unos vecinos de al lado, un matrimonio y sus dos hijos.  Sin embargo, cuando esa familia entró en la casa, la mantuvo privada de la libertad durante cerca de una hora y pudo advertir que en el living estaban los cuerpos acuchillados de la mujer y su hijo, rastros de sangre por todas partes y botellas de alcohol.

“Ya maté a dos y puedo matarlos a todos ustedes”, les dijo el imputado, según declaró posteriormente. Tras ello, el hombre salió de la casa y abordó una camioneta Renault Express blanca con intenciones de huir, aunque chocó contra un árbol situado a unos 300 metros del lugar, en la calle Schafino 440. Tras ser rescatado fue detenido.

“Pedimos perpetua, pedimos la máxima condena para esta persona que destruyó a una familia”, dijo a Télam Lorena, hermana y tía de las víctimas en la previa del debate oral que comenzará el martes a las 8 en el tercer piso del edificio judicial situado en Larroque y autopista Presidente Perón (ex Camino Negro).

Lasserre (42), de nacionalidad uruguaya, estará sentado en el banquillo de los acusados ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de ese distrito por el delito de “homicidio agravado por haber sido cometido por un hombre contra una mujer mediando violencia de género y alevosía”, en perjuicio de Laura Silvana Rivero (40) y “homicidio agravado por alevosía”, respecto al hijo Thiago Castro.

“No sabemos como era la relación pero la tenía presionada, la llamaba y le hacía hablar a los hijos para ver si ella estaba, estaba todo el tiempo controlándola y quería saber qué estaba haciendo”, añadió Lorena sobre lo que pudo reconstruir la familia.

La mujer indicó que están siendo “acompañados por el hogar Fátima Catán” y que también integra el grupo Atravesados por el Femicidio en el que son 144 familiares que han pasado por “el mismo dolor, la misma pérdida”, lo cual hace que haya contención “uno con el otro”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*