Oficialismo y oposición acordaron y se aprobó el presupuesto de Kicillof

Finalmente, el Frente de Todos logró llegar a acuerdos con la oposición en la legislatura bonaerense y en la madrugada ya del miércoles se aprobó el presupuesto 2021 de Kicillof y la Ley Impositiva.

La discusión sobre el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) que fue uno de los puntos centrales de conflicto, se saldó al negociar un monto intermedio entre los 7 mil millones que ofrecía el ejecutivo y los 17 mil millones que pedía la oposición, pero también intendentes del oficialismo. Finalmente, el número se cerró en 12 mil millones. Además, los intendentes se habrían llevado el compromiso del gobierno de girar a los municipios gran parte de los fondos antes de fin de año.

Otro de los puntos que pedían los intendentes y en el que cedió Kicillof es que el Fondo Especial de Emergencia Sanitaria para la Contención Fiscal Municipal, que los municipios debían comenzar a devolver en enero de 2021, pase al mismo mes para de 2022.

Al finalizar la sesión en diputados, el presidente de la Cámara Baja, Federico Otermín calificó al Presupuesto sancionado como “la hoja de ruta para la reconstrucción de la Provincia”, al tiempo que destacó “el profundo debate” y “el diálogo respetuoso” entre todos los espacios con representación legislativa “para lograr el consenso necesario para aprobar el proyecto de ley”. “Esta ley de leyes marca el inicio de la Reconstrucción. Junto a nuestro Gobernador Axel Kicillof pondremos en marcha a la Provincia”, agregó.

Por su parte la vice gobernadora, Verónica Magario sostuvo que han “priorizado lo que para nosotros son los ejes fundamentales con los que debemos gobernar en este tiempo tan difícil de recuperación de derechos, reparación de desigualdades y reconstrucción de la provincia”.

Pese al acuerdo, desde la oposición cuestionaron varios puntos del presupuesto, entre ellos la discrecionalidad en la entrega de fondos a municipios gobernados por el Frente de Todos; una baja inversión en seguridad; la pérdida de tres puntos en materia educativa; y que no se refleja en la ley impositiva un enfoque que reactive la producción como se necesita, entre otros”.

El Presupuesto 2021 asciende a $1.9 billones. Según destacan desde el Frente de Todos, sus prioridades se reflejan en siete ejes centrales: inversiones en infraestructura y vivienda, en educación, en seguridad e infraestructura penitenciaria; inversión para la reactivación económica e inclusión social, inversión en salud y, finalmente, inversión con perspectiva de género y recuperación de la sostenibilidad de la deuda pública provincial.

Detalles del Presupuesto 2021

Desde el oficialismo destacaron lo que consideran son los puntos salientes del cálculo de recursos para el próximo año.

En infraestructura y vivienda, la inversión de capital prevista es de $174.151 millones, un 1.35% del PBG. Se trata de obras hidráulicas, rutas, viviendas y cloacas y urbanización de barrios, que buscan impulsar la producción, la logística y el empleo. A su vez, la inversión educativa irá a mejorar la calidad de la infraestructura y el equipamiento escolar, a difundir el acceso a tecnologías del conocimiento, fortalecer la formación docente y garantizar el acceso, permanencia y egreso de las y los estudiantes. La prioridad en la educación se traduce en el incremento de la inversión en términos reales: 63% respecto a 2019. Se trata de 82.469 millones de pesos, de los cuales 6.561 millones irán a infraestructura educativa y 5.866 millones a la adquisición de equipamiento y tecnología educativa.

Otra prioridad está fijada en la seguridad y el servicio penitenciario. Aquí se prevé una inversión de $33.273 millones, que incluyen $5.429 millones para infraestructura penitenciaria y $7.075 millones para formación policial. En total, los $33.273 millones representan un incremento del 57% de inversión, en términos reales, respecto a 2019. Asimismo, la consolidación del sistema de salud tendrá una inversión no salarial que asciende a $74.926 millones, un 30% más respecto del año pasado. Con esta se busca fortalecer los servicios críticos hospitalarios y mejorar las condiciones edilicias.

En el mismo orden de cosas, se prevén $4.815 millones para la reactivación económica. En términos reales, hay un incremento del 80% con respecto a 2019. Entre otros, se incluyen más de $1.300 millones para el fortalecimiento de las industrias, PyMEs y cooperativas; y más de $500 millones al Programa de Estímulo a las Industrias Creativas. Además, la inversión no salarial en inclusión social alcanzará $47.017 millones: más de $30.000 millones para soberanía alimentaria, más de $6.700 millones en atención a personas vulnerables y unidades de desarrollo infantil y primera infancia, entre otras.

Los dos últimos aspectos salientes del Presupuesto son la perspectiva de género y la recuperación de la sostenibilidad de la deuda pública provincial. La inversión en el área de género alcanzará los $1.026 millones (un 169% respecto a 2019); el pago de servicios totales de la deuda en 2021 (sin considerar los vencimientos en proceso de reestructuración) será de casi un 40% menor, en términos reales, a lo que se pagó en 2019. Finalmente, se priorizará el financiamiento en el mercado local en pesos y con Organismos Multilaterales de Crédito, con condiciones favorables.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*