Lesci: “Presidir el Concejo fue un desafío y tenía que esta a la altura de la gestión de Martín”

En medio de una pandemia mundial, le tocó asumir la Presidencia del Concejo Deliberante de Lomas de Zamora para reemplazar en el cargo, después de 17 años, a Santiago Carasatorre. A pesar de la vara alta, Marina Lesci, está contenta por la tarea legislativa de este atroz 2020; asegura que se necesitó un Concejo de “mucho consenso” y que tuvo el acompañamiento de sus pares, sin palos en la rueda. Además, preparan para el año que viene la modificación de una 50 ordenanzas sancionadas durante gobiernos defacto y buscarán aggiornarlas a un estado democrático.

La titular del Legislativo lomense dialogó con El Termómetro sobre el año que le tocó gestionar: “En lo personal fue un año de muchísimos desafíos, primero asumir una secretaría nueva, por la decisión de Martín (Insaurralde), hasta luego tener la responsabilidad de reemplazar a un presidente histórico como Beto (Carasatorre) en el Concejo Deliberante, y en medio de una pandemia, con una crisis sanitaria y las subsecuentes crisis sociales y económicas. Y sobre todo el desafío de honrar la confianza del Intendente, no es solo la presidencia del Concejo, es el Concejo Deliberante de Lomas de Zamora, uno de los distritos más importantes de la Provincia y hay que estar a la altura de la gestión de Martín, que es sin dudas el mejor intendente de los últimos años”.

Asimismo, Lesci asumió este año la presidencia de la Unión Nacional de Clubes de Barrio: “como dirigenta de club (Defensores de Banfield) estoy honrada de dirigir la Unión, con el compromiso de dirigir una institución de 13 años, que tuvo a Claudio Rial este tiempo que tiene muchísimas filiales y muchos compañeros, presidirla es también es una responsabilidad enorme”.

En el ámbito legislativo, Lesci consideró que “fue un concejo activo todo el año, sesionando y en comisiones, con ordenanzas importantes o acciones como el fondo solidario de covid de conjunto con todos los bloques; creo que estuvimos a la altura, y si bien el HCD de Beto era de consenso en estas condiciones debía serlo mucho más”.

“Estoy muy conforme con lo que pudimos hacer legislativamente y desde lo personal con el secretario ponerle nuestra impronta y busca generar la idea de que a pesar del encierro se puede tener al Concejo cerca”, consideró la Presidenta y valoró: “hicimos acciones territoriales, pusimos las sesiones en vivo en youtube, le dimos vida a las redes sociales en un intento de poner en valor en concejo para que el vecino entienda lo que pasa”

El contexto no permitió todo lo esperado, quedaron afuera iniciativas como el Parlamentario joven o el de la tercera edad y aseguró que le hubiese gustado más sesiones temáticas como la “sesión verde” de la semana pasada; así como tener un concejo “itinerante” para sesionar en los barrios.

Dentro de ese marco, Lesci destacó como proyectos valiosos que se sancionaron “los planes ambientales muy importantes, como los que se votaron en la última sesión, o incorporar barrios de Lomas a los trabajos de reurbanización, y la ordenanza del fondo solidario de covid que pudimos aportar a Desarrollo Social y Salud muchos elemento desde la reducción de las dietas de los concejales y concejalas es un orgullo para todo el Cuerpo”.

Y pensando en el 2021, apuntó como una de las iniciativas más fuertes la Comisión que analizará 50 ordenanzas sancionadas durante gobiernos defacto: “Constituimos una comisión especial de derogación de normas de gobiernos defacto. Había una ordenanza que la creaba, tenía un plazo y ahora hay una responsabilidad de constituirla porque hay 50 ordenanzas que tienen relevancia en la vida cotidiana de lomas que hay sido sancionada en gobiernos defacto, desde los derechos humanos esto implica una revisión y podría tener un impacto importante”. Entre ellas se analizarán código de edificación; el código de sanciones y contravenciones, así también ordenanzas
regulan las industrias y el comercio. Aunque no todas se modificarán: “Quizás solo necesitan un ordenamiento”

Finalmente, Lesci, de cara al año que viene, uno electoral, aspira a “poder seguir trabajando en consenso, pero que este salto de calidad de mayor consenso y menos chicanas se pueda sostener”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*