Cómo se arma Juntos por el Cambio para pelear en la tercera

Atrás quedó la derrota por casi 14 puntos a la Gobernación, casi un año después, pandemia de por medio, Juntos por el Cambio vislumbra un escenario alentador y buscará pelear en la madre de todas las batallas bonaerenses: la tercera sección electoral. Una pincelada de los nombres que se barajan para la Legislatura.

En una discusión prematura, varios levantaron la mano para anotarse de cara a los comicios legislativos del año que viene donde, a pesar de las buenas expectativas que muestra la principal fuerza opositora por sus encuestas actuales, deberá defender su actuación de 2017, el mejor momento del macrismo.

La discusión superestructura pasa por quién tendrá, finalmente, la lapicera para el armado de las listas. Los intendentes del conurbano salieron a discutir ese lugar con las caras del espacio y buscarán tener preponderancia en la toma de decisiones. Para la región, Néstor Grindetti será la principal referencia del espacio donde la UCR, el ARI y otros referentes PRO quieren imponerse.

Retener las siete bancas

En la Legislatura. las expectativas pasan por retener las siete bancas que consiguieron en 2017. Una situación difícil. De quienes ingresaron en ese momento, tres no pueden renovar su banca: Mario Giacobbe y la lomense María Elena Torresi, los dos que en diciembre rompieron el bloque, y el radical Fernando Pérez.

Del resto, Adrián Urreli, la mano derecha de Grindetti, y Gabriela Besana (responde a Vidal) tendrían un lugar, prácticamente, garantizado, lo mismo Maricel Etchecoin, la representante de la Coalición Cívica. Está en duda el lugar del quilmeño Guillermo Sánchez Sterli que dependerá de las negociaciones a las que llegue Martiniano Molina. El ex intendente de Quilmes quiere ser Diputado Nacional, aunque desde el PRO quieren mandarlo a competir al territorio donde creen que ganaría la elección municipal. Esas negociaciones serán clave para cerrar el armado.

Aún a falta de varios meses, la lista ya tiene nombres que buscan colarse. Uno es el matancero Gustavo Vélez. El actual diputado ingresó en 2017 por la segunda sección electoral, en un acuerdo con Jorge Macri, quien maneja la lapicera allí. Para los próximos comicios, Vélez pasaría a la tercera en un lugar posiblemente expectante. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el Intendente de Vicente López podría pedir una devolución de favores. Allí aparece la quilmeña María Ángeles Sotolano, su referente en la región, quien ya fuera candidata al senado bonaerense. Sus chances crecen ante la gran cantidad de hombres y las pocas mujeres que hoy discuten un lugar.

Otros dos PRO puros que quieren buscar un nuevo lugar son Evert Van Tooren (actual concejal en Esteban Echeverría) y Carlos Regazzoni quien está buscando levantar su perfil con apariciones en medios nacionales. En ambos casos podrían encabezar también la lista de concejales de sus distritos y su negociación está atada a eso.

No hay que dejar de lado que la UCR querrá sostener su lugar de representación pero el nombre dependerá de quién gane la interna partidaria pospuesta para marzo del año que viene.

Finalmente, un punto más de presión lo ejercerán algunos ex funcionarios de la gestión de María Eugenia Vidal quienes “no cobraron” en 2019 y quedaron a la deriva. . La ex gobernadora tiene todos los números para encabezar la nómina a la Cámara de Diputados de la Nación y volverá a ser clave en la definición de los nombres.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*