Para SUTEBA este año no volverán las clases presenciales en el conurbano

En diálogo con El Termómetro, María Laura Torre, dirigente de SUTEBA en la provincia de Buenos Aires, brindó la visión del gremio respecto de la posibilidad de la vuelta a las clases presenciales. Afirmó que creen que el visto bueno debe darlo el área de salud, y que no cree que haya una vuelta este año.

“Estamos viviendo una situación de pandemia, frente a eso nos paramos en que la palabra autorizada tiene que ser de las autoridades de salud (…) Si plantearan que están las condiciones dadas entonces ahí si empezamos a hablar en los protocolos de educación “ sostuvo y explicó que están discutiendo hace más de un mes los protocolos que luego deben llegar a los distritos donde después de debatirlos se puedan plantear las particularidad, debate del que consideran tiene que participar toda la comunidad educativa, incluidos padres y alumnos.

“La situación del conurbano no es la misma que la del resto de los distritos de la provincia (…) Tenemos unas tres fases que tienen que ver con la circulación del virus (…) La autoridad que tiene que decir que no hay riesgo para volver a las clases presenciales es salud. Una vez que salud plantee esa situación vamos a ir a situaciones más concretas con los protocolos y el tema de protocolos tiene que ver también con la infraestructura, no todas las escuelas están en condiciones hoy de que vuelvan los alumnos” afirmó Torres.

Sobre el posible anuncio del Ministro de Educación de la Nación, afirmó que para el gremio eso no es una novedad porque hay varias provincias que iniciaron clases presenciales, y que es cada jurisdicción la que va a tener que definir su situación y en ese marco sostuvo que piensan que “el conurbano está en una situación epidemiológica con la que no estamos pensando una vuelta a las clases en este año”.

Finalmente, la dirigente de SUTEBA pidió no “tirar de la cuerda” sino generar consensos y que las clases vuelvan cuando eso no genere un riesgo para la salud, aunque reconoció que todos están muy agotados de esta situación, tanto familias como docentes, y que entienden que la presencialidad es fundamental. Además cuestionó la discontinuidad del programa Conectar Igualdad y la disminución del presupuesto en educación durante la gestión anterior.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*