Cerró Dánica por tiempo indeterminado y denuncian lockout patronal

Luego del reclamo de los trabajadores, la empresa Dánica de Lavallol anunció un cese de actividades por tiempo indeterminado. Los trabajadores aseguran que se trata de un Lockout patronal, que hasta el momento la fábrica había estado con una producción normal y señalan que el objetivo es cambiar de gremio al personal para reducir los sueldos en un 30 por ciento. Piden la intervención del Ministerio de Trabajo.

En abril, el Gobernador Axel Kicillof y el intendente Martín Insaurralde recorrieron la planta de Dánica Lavallol en su reapertura, después que la firma decidiese cerrar por un conflicto con la representación gremial de la empresa. “No estamos en condiciones de tomar otro camino que no sea el diálogo. No se puede dejar de producir ni tampoco se que fuentes de trabajo dejen de funcionar”, había señalado el Mandatario bonaerense en aquella visita. Casi seis mese después la situación se repite.

En agosto comenzó nuevamente el conflicto y tuvo una postura abrupta de la empresa esta mañana cuando decidió iniciar un cese de actividades por tiempo indeterminado. Para los trabajadores, se trata de una actitud extorsiva del grupo empresario Beltrán, dueño de la planta.

“La empresa venía amenazando con cerrar la planta, esta mañana cuando llegamos nos encontramos con los carteles. Estamos los trabajadores afuera y trajimos un escribano para que lo constate. Desde hace tiempo la empresa nos quiere cambiar de convenio para pasar (del de aceiteros) al alimenticio, que tiene un sueldo mucho más bajo”, contó uno de los empleados a El Termómetro y señaló que su pedido es “que el Ministerio de Trabajo intervenga, están muy tibios no han hecho nada”.

Por su parte, la empresa comunicó que la decisión de cierre se debe la “fuerte caída de la demanda” que generó la pandemia (a pesar que todos los indicadores nacionales muestran que alimentos y bebidas es el sector que más creció en el año); acusan una “crisis de representación” de la comisión gremial interna; y también solicitan la intervención de Trabajo para definir qué convenio es el que corresponde para el sector.

Los empleados señalan que “la empresa nunca dejó de producir, es de carácter esencial. En la planta trabajan 130 personas”. Así como pidieron “poder hablar” y cuestionaron a el Grupo Beltran: “varias veces nos hemos entrevistados con los representantes de la empresa y lo único que quieren es cambiarnos de convenio, sin argumentos para discutir. Estamos dispuestos al diálogo y solucionar este conflicto, pero dentro del convenio 420, que es que corresponde. Hace 80 años que Dánica es aceitera cambiarnos sería una rebaja salarial y una forma de flexibilización laboral”.

Sé el primero en comentar

Dejános un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*